viernes, 25 de diciembre de 2009

PULPO HÍBRIDO PARA LA CENA.


Los veracruzanos en general y los porteños en particular se quedaron esperando las “nuevas medidas” que se dictarían a la voz de ya, una vez concluido el vértice de políticos de todo el orbe en Copenhague, cuyas tierras nórdicas gozan de la más alta asignatura en materia de progreso y calidad de vida para sus habitantes, a propósito del aumento al combustible y las emisiones contaminantes vía autotransportes públicos.

Si no hubo resultados, de perdida se hubieran traído uno que otro folletito para inspirarse en lo que será el nuevo transporte urbano de Veracruz, en que se finque la nueva autorización del aumento al pasaje. La ciudadanía no espera menos, después de los últimos escándalos protagonizados por la mafia camionera. Para no irrumpir en cacofonías con los buenos deseos propios de esta etapa decembrina y armonizar en la misma nota ( no falsete ) que suelen entonar promesas de políticos, la ciudadanía espera que los nuevos autobuses que se deben presentar con el aumento a la tarifa camionera en el preludio del año 2010, deben contener las siguientes características: modernos, amplios, cómodos, con propiedades híbridas con evidentes ventajas sobre las chatarras tradicionales. Es decir con un litro de combustible, las nuevas unidades híbridas que deben circular en Veracruz, el autobús puede transportar a 178 pasajeros, en tanto que las chatarras a duras penas trasladan a 60 mal humorados usuarios. O sea van a invertir, patrocinada por Banobras con todas las facilidades, y las ganancias serán pingues.

Estos autobuses híbridos emiten 52 veces menos partículas finas que un autobús diesel con bajo azufre. Además produce 100 % menos dióxido de carbono, causante del cambio climático que una unidad de gas natural. Genera 100% más monóxido de carbono que un diesel de bajo azufre, aunque tiene un precio tres veces superior al de un autobús diesel. Como expresamos, las ganancias serán jugosas y por la compra no hay apuros porque papá gobierno con dinero de pueblo y usuarios financiarán con créditos blandos las unidades que sean necesarias. Si los autobuses híbridos no fueran posibles, existe la opción de los autobuses articulados a diesel que son recompensados por el Protocolo de Kioto que utilizan aditamentos anticontaminantes como trampa de partículas, para disminuir más emisiones, pero carecen de diesel con bajo azufre. Estos autobuses tienen la ventaja de que por cada litro de diesel transportan 168 pasajeros en un kilómetro, por lo que después del híbrido es la mejor opción en horro de combustible, generan menos monóxido de carbono y la unidad de gas natural.

Lo expresado anteriormente no son sueños costeños insuflados por sentimientos de la natividad que válidamente quisieran estimular la insensible piel de rinoceronte que ahora lleva el pulpo centenario encuevado en las calles del puerto…No. Se trata de consumar compromisos contraídos por nuestro país a nivel internacional de estudios hechos por la Universidad estadunidense de West Virginia, patrocinados por el Banco Mundial, derivados del Protocolo de Kioto que por estas fechas deben de estar ejecutándose en distintas ciudades del mundo, entre ellas las de Veracruz, México.

Los ensayos y estudios se implementaron desde el año 2005 con laboratorios de medición semejantes a un dinamómetro. Las virtudes comprobadas en las nuevas tecnologías radican en que multiplican el rendimiento del combustible utilizado y a la vez reducen los contaminantes producidos, algunos más que otros. El híbrido reportó los mejores resultados y si en el caso de las partículas finas los comparamos con las chatarras que por tradición circulan por las calles del puerto, que está comprobado son las de mayor impacto ambiental, la contaminación disminuye hasta en 22 veces.

Se sabe de las dificultades para imponer flotillas limpias de transporte público, pero qué esfuerzo que valga la pena no las tiene. Uno de ellos y quizá el más serio es la disponibilidad de combustible diesel de bajo contenido de azufre necesario para el desempeño de los dispositivos anticontaminantes. Para el caso de que Pemex no disponga de este tipo de combustible, siempre hay modos de obtenerlo, una de ellas puede ser a través de convenios entre Pemex y la Shell por ejemplo. Se habla también de que una inversión alta en una crisis económica como la que atravesamos sería un obstáculo difícil, pero ya se ha dicho hasta la saciedad que si los actuales concesionarios no están a la altura de este reto, el gobierno debe abrir el sector a otros inversionistas mexicanos que muestren interés en un negocio que siempre tiene amplias expectativas de recuperación y alta rentabilidad.


Es hora de rejuvenecer al pulpo camionero, nuestro país es pionero a nivel mundial en el campo de la biopolítica siendo todos testigos de la renovación del 50% ciento de su parque jurásico en una trasmutación sin parangón no registrado hasta hoy por ningún museo natural debido a lo novísimo de la técnica totalmente mexica. Aquí desaparecieron y aquí re brotaron. Se dice que no con la misma calidad ya que el nuevo material es chafón. Todavía no sabemos si es para bien o para mal, estamos presenciando la etapa experimental. Que no se diga o peor aún, que se compruebe que la cumbre de Copenhague derivó en cero beneficios para Veracruz.

LA PREGUNTA DEL DÍA.

¿Qué es ese murmullo de inconformidad cada vez más creciente que sale de lo más profundo de la tierra jarocha, que viene del fondo del mar, que viene de las nubes cada vez más encapotadas, de las altas esferas que relumbran? ¿Será un tsunami marino… o político social?

domingo, 20 de diciembre de 2009

¿CUANDO FABRICAREMOS AUTOS?



La pésima política económica y el alto costo del combustible y las tenencias hicieron que éste año cayeran estrepitosamente las ventas de minivan’s hasta el 42.4% en 2009. Eso no es todo, Por su parte, la comercialización de Subcompactos presentó un retroceso de 27.7% con 195,654 unidades vendidas. Según los especialistas estamos asistiendo a la desaparición de las Minivan"s en el mercado mexicano, al ser desplazadas por los SUV"s y los crossover, estos últimos se han puesto de moda por su menor tamaño, diseño, equipamiento, precio y consumo de combustible. En cambio los autos deportivos crecieron en un 8.2 % con 6,082 vehículos vendidos. Las unidades de lujo retrocedieron en un 34.5% con 27,738 unidades y las llamadas Pick Ups cayeron 28.5% con 139,591 unidades.

Las Minivan´s, explica el especialista, eran cómodas para las familias, para las amas de casa, por su gran tamaño, volumen de carga, equipamiento, autonomía con una capacidad de 350 litros de combustible, pero después de dos crisis energéticas y el aumento del precio de la gasolina, los consumidores prefirieron cambiar sus camionetas por vehículos más ligeros, de menor consumo de combustible. Además, subraya, no es lo mismo pagar la tenencia de un crossover que de una Minivan´s.
En cambio el Tsuru de la marca japonesa Nissan no tiene rival y sigue siendo el vehículo más comercializado en México. En noviembre de este año, se comercializaron 5,285 unidades del subcompacto fabricado en la planta de Nissan en Cuernavaca, manteniendo así el primer lugar de ventas, pese a ello, dicha cifra representó una caída de 8.5% respecto al mismo mes de 2008 (5,782 unidades).

El modelo icono de Nissan, al igual que el resto de los modelos de las 29 marcas que se comercializan en el país, se ha visto afectado por la crisis económica que ha provocado el desplome de las ventas en el mercado nacional (-17.4% en noviembre y -28.3% en enero-noviembre). Aunque en forma paradójica la producción del Tsuru durante los primeros 11 meses del año en la planta de Cuernavaca, registra una caída del 20.6%, al sumar 61,455 unidades, 15,962 vehículos menos que en el mismo periodo de 2008 (77,417 unidades).



El segundo lugar fue para el Jetta de Volkswagen. En noviembre de este año se vendieron 2,708 que se produce en la planta de Puebla. En el acumulado, la comercialización del Jetta se ubicó en 28,505 unidades, cifra 22.5% menor que la registrada en el periodo enero-noviembre del año pasado (36,767 unidades). El tercer lugar en ventas, fue para el TIIDA de Nissan, que se produce en la planta de Aguascalientes, con 2,505 unidades, cifra 86.6% mayor que la reportada en el mismo mes de 2008 (1,364 unidades), aunque en el acumulado presenta una contracción de 12.2%, al pasar de 36,767 a 28,505 vehículos comercializados. Le siguen el Aveo de General Motors (GM) con 2,465 unidades vendidas en noviembre; el Bora de Volkswagen con 1,337 vehículos y un retroceso de 32.8%; el Chevy 3 Puertas de GM con 1,206 unidades y un crecimiento de 11.4%; el Chevy 4 Puertas con 1,183 automóviles y una caída de 30.3%; y el Sentra 2.0 de Nissan con 1,123 unidades y un retroceso de 24.6%.

EL MUNDO DEL SEÑOR “K”.




Fue preciso traer a colación toda esta numeralia para tener una somera idea de la política errada en el sector que es importante para la gran clase media que idea, proyecta, trabaja e impulsa al país y de la forma en que las políticas gubernamentales las descuida, y si bien es cierto que la pobreza tiene prioridad en las condiciones actuales, no menos cierto es que la gran clase media es la parte más suculenta de la torta, o el sándwich, la parte nutritiva de la comunidad, opípara, interesante, acolchonadita que impide que choquen las partes extremas. Es la gran falange que acciona el progreso de un país.

En suma, teniendo tanto talento egresado del Politécnico y de la UNAM –recientemente galardonada como una de las 100 mejores universidades del mundo- no hemos pensado en fabricar nuestros propios automóviles, nos hemos conformado con ser jornaleros mal pagados. No fabricamos ni una mugre llanta, tenemos que importar hasta las vacunas. Eso sí, disputamos a nivel mundial por aportar mano de obra barata, centenas de miles espaldas mojadas que se convierten en estadísticas del forense, en personajes peliculescos de historias tristes. Nos dedicamos a mal vender nuestro crudo, en vez de instalar refinerías para vender nuestros hidrocarburos ya transformados en productos que puedan quintuplicar las ganancias.

En estas condiciones, lo único que se les ocurre a nuestros políticos es inventar impuestos como la famosa tenencia por usar un vehículo que ni siquiera es de patente nacional. Además de los impuestos por el derecho a comprar el vehículo, de importación y demás. A nuestros legisladores no les importa, lo saben pero les vale, que el pago de los impuestos por compra y uso de vehículos automotores en México está al revesado.

Sí, en vez de gravar con impuestos al que fabrica y obtiene cuantiosas ganancias con las ventas masivas de vehículos, no. A ese no lo toca ni con el pétalo de una flor, que dicho sea de paso, siempre es extranjero. En contrapunto, le impone la carga impositiva al que lo compra y usa, como ya sabemos, no es cualquier impuestito. NO. En total el usuario viene pagando por la compra y uso de vehículo automotor una tercera parte de su precio total.

Toda una real carga impositiva que corresponde al usuario, quien desde el momento que lo saca de la agencia para su uso particular, se deprecia en un 30% y en adelante va lidiar con el desgate normal por el uso y el pago de altos intereses sobre intereses si lo compró a crédito.

En cambio, a los fabricantes de automotores extranjeros que llegan a México, los gobiernos de los estados, los “invitan” y hacen toda clase de maromas para llamar su atención y vengan a “invertir y crear empleos” con el incentivo de CERO PAGO DE IMPUESTOS y todas las facilidades que sean necesarias para que se instalen y ganen dinero. En suma, 500 años después de su descubrimiento, cuando el saldo de la cumbre de Copenhague arroja un futuro incierto para el planeta con el cambio climático, México ese gran país que lo tiene todo, su clase política ha sido incapaz de impulsar lo mínimo de todo. Sin duda es el mundo del señor “K”.

“ ESOS GATOS GORDOS…”



A propósito de esos 190 mil pesos que recibirá por concepto de jubilación Guillermo Ortiz Martínez como ex empleado del Banco de México, cae como al pasto el rocío lo que dijo el presidente Obama alguna vez cuando se le planteó la necesidad de apoyar económicamente por un plazo largo a los bancos insolventes que hace poco más de un año pusieron al sistema financiero al borde del abismo: “ No contendí por la presidencia para ayudar a una sarta de gatos gordos de Wall Street”.

No hay mejor ejemplo de lo que pasa en México, que ese: La salida de Guillermo Ortiz Martínez de Banxico, para unos es una premiación insultante a la situación económica que viven millones de mexicanos en pobreza extrema y para los nuevos 7 millones de pobres que deja la ineficiencia en los manejos de la economía y para otros es un castigo por disentir de las políticas económicas del presidente. En cambio, los expertos coinciden en que, con la llegada de Agustín Carstens al cargo de gobernador de Banxico, se le dio un premio inmerecido por la forma en que fue conducida la Secretaría de Hacienda mientras estuvo a su cargo, ya que el desastre de la economía que todos estamos padeciendo, pudo ser menor si el entonces secretario de Hacienda Agustín Carstens hubiera reaccionado a tiempo, que, según sus propias palabras confundió la neumonía estadunidense con un simple catarrito, situación que no se explica y mucho menos se justifica porque este tiene una amplia experiencia y un curriculum impresionante en la burocracia económica, ha sido hasta presidente del Fondo Monetario Internacional para Iberoamérica.

De modo que, el no tomar el pulso correcto de la economía estadunidense después de la debacle de Enron y que no hubiera leído comedidamente la política económica del presidente George Walker Bush, que era abiertamente una política de economía de guerra, de la cual hecha mano, una vez que se entera de que la economía va rumbo a la bancarrota, con el pretexto del atentado a las Torres Gemelas se lanza a su aventura bélica de siete años que jamás pudo concluir, con los resultados que todos conocemos.

Otra de los indicadores clave, que todo economista que se precie de serlo, habría checado en aquellas circunstancias, eran las del sector inmobiliario estadunidense. Sin duda, el termómetro cabal que no le falló, por ejemplo a Medina Mora – hermano del ex procurador y ahora embajador en Italia- director general de Banamex, que si estuvo al tanto de este rubro, y dictó en consecuencia las medidas adecuadas para su banco y que, a la postre resultó ser el más sano de toda la estructura mundial de Citibank, convirtiéndose casi, en la joya de la corona en disputa, ya que inversionistas mexicanos le echaron el ojo otra vez, para comprarlo a partir de que el presidente Obama había inyectado al Citi una fuerte suma de recursos para rescatarlo al igual que otras empresas estadunidenses.

Cuando Agustín Carstens toma el mando en la secretaría de Hacienda él tenía que estar en armonía con la visión financiera de Medina Mora respecto a las finanzas estadunidenses que es el elefante con el que dormimos todos los días. Si alguien, no podía darse el lujo de ignorar el estado de salud del paquidermo de al lado cada noche que se iba a la cama, era precisamente él, hasta el Fabricante de Espejos había anunciado en este espacio la quiebra de Wall Street con un año de antelación en su artículo “Estamos importando un falso sueño americano.” Cierto es que el presidente tenía que haber auscultado a don Agustín antes de nombrarlo al frente de Hacienda, aunque se sabe que los políticos no son sabios ni es requisito que lo sean, si están obligados actuar como si lo fueran, por la enorme responsabilidad que llevan a cuestas.

Pocos han advertido sobre las declaraciones de Carstens al ser ratificado por el Senado como gobernador de Banxico: “Es como tripular un F 2000, allá ( Hacienda) iba yo en un surito en terracería.”¿…..!!!!.....?

Al nombrar a Ernesto Cordero como sustituto de Agustín Carstens en la secretaría de Hacienda, el método es el mismo. Seguimos en las mismas, el lenguaje político en México es arcaico, “se gobierna con los amigos”. Oxford Analytic, la exclusiva firma inglesa de análisis financiero, criticó a Calderón por premiar la lealtad sobre la experiencia. Ahí se dice que Ernesto Cordero, el político opaco, ha estado en Washington una sola vez. En el verano de 2007, cuando todavía era subsecretario de Hacienda, cuando fue a firmar un acuerdo técnico en el BID. No ha tenido un solo encuentro bilateral o de otro tipo con funcionarios del Tesoro, Seguridad Interna o Estado.

Ese lenguaje político obsoleto caracterizado por una falta de acuerdos es el estado actual del sistema, definido como una transición democrática que se limitó únicamente al conteo de las urnas, pero que no ha sido capaz de romper con la red de intereses que ha sostenido al statu quo durante los últimos setenta años, y que mantienen sobre la economía un nivel de monopolio y falta de competencia que constriñe la capacidad de crecimiento de la economía.

Felipe Calderón lleva tres años cantando la misma canción, parece no advertir que Bush cometió un error parecido, con la diferencia de que a él le quedan tres años en los que puede dar un golpe de timón que ponga la nave en la ruta correcta, hacia donde todos queremos ir, hacia donde México necesita arribar.

De regreso con Ortiz Martínez, que sale por incapacidad, según el presidente Calderón que tuvo con él una diferencia profunda en lo que se refiere a la conducción de la política monetaria. Esas diferencias ya eran conocidas y se hicieron visibles, sobre todo, en el verano de 2008, cuando la junta de gobierno de Banxico se decantó por aumentar las tasas en 75 pbs en tanto el gobierno de Calderón criticaba la mayor restricción monetaria.

En enero de 2009 Banxico inició una agresiva política monetaria expansiva que llevó el nivel de tasas a su actual nivel de 4.5%, con la finalidad de buscar un mayor equilibrio entre la banca extranjera y la nacional. De esta forma, Guillermo Ortiz evaluó que México había aprendido de los errores del pasado.

La economía, el despilfarro y la falta de un lenguaje moderno que haga entenderse a la clase política y sobre todo, sea caja de resonancia en las masas del país, sigue siendo, 70 años después, el principal Talón de Aquiles de México.

El caso es que, la pensión de 190 mil pesos mensuales que recibirá por concepto de jubilación Guillermo Ortiz Martínez como ex empleado del Banco de México para la gente de la calle fue una bofetada. Un insulto, algo más que mentar la soga en casa del ahorcado. Lo cierto es que Ortiz Martínez, formará parte del selecto grupo de ex funcionarios públicos que gozan de jubilaciones ostentosas y nadie se lo impedirá porque de acuerdo a la ley, empezará a recibir su pensión de retiro equivalente al sueldo que percibió durante el último año como gobernador de Banxico.

De esta manera el ex gobernador de Banxico se sumará a la lista de pensionados privilegiados en la que se encuentran los ex presidente Vicente Fox, Ernesto Zedillo, Carlos Salinas de Gortari, Miguel de la Madrid y Luis Echeverría Álvarez, así como ex directores de la banca de desarrollo. Evidentemente tenemos leyes que no cumplen con el principio general del derecho que: “Ante la ley todos los ciudadanos mexicanos somos iguales”, y eso los saben muy bien la inmensa mayoría de los jubilados a quienes golpea en el rostro la jubilación de Ortiz, pues mientras el 81.4 por ciento de los jubilados recibe en promedio mil 966.4 pesos mensuales, un 0.3 por ciento obtiene 81 mil 388.2 pesos mensuales en promedio.