sábado, 10 de marzo de 2012

EL SECUESTRO DE CHICHÉN ITZÁ

Publicado por MARIO HERNANDEZ SOLORIO el octubre 9, 2008 a las 8:30am
Ver blog

El reciente concierto del tenor Plácido Domingo y Armando Manzanero en Chichén Itzá difundido a nivel global, abre de nueva cuenta la polémica sobre su rescate y la protección del patrimonio cultural de México, a partir de que fue nombrada maravilla del mundo, Chichén Itzá, fue secuestrada por políticos y gobernantes para festejar la omisión de legisladores, la desidia administrativa y el deseo para seguir posponiendo la llamada deuda histórica con los indígenas de México y su patrimonio cultural.

Cierto es que Chichén Itzá está ahí desde inicios del siglo VI d.C. por la presencia de numerosas peregrinaciones al gran Cenote Sagrado, donde se ofrecían sacrificios al dios de la lluvia Chac, y abandonada hacia el año 670 y que, por incapacidad de nuestros gobiernos para promoverla, ha sido rediviva por la mercadotecnia y los masones norteamericanos entre quienes sienten una histórica obsesión por la pirámide ( por razones distintas al verdadero significado de cada una de ellas) al grado que han ordenado incrustarla como símbolo de poder y vigilancia perpetua en el billete de a un dólar.

Bernard Weber, el suizo ahora famoso millonario, creador del concurso de las siete maravillas del mundo moderno, pudo embolsarse gracias a su audaz iniciativa dos dólares por cada una de las 70 millones de llamadas de apoyo desde cualquier parte del globo terráqueo, sobre la reconstrucción mediática de Chichén Itzá, aunque en realidad haya sido construida unos trescientos años más tarde del año 670 d.C., cuando los itzaes regresaron a la región, para convertirla en la ciudad más importante de todo el norte de Yucatán y en el centro de la cultura maya.

Con esta declaración, los oportunistas enterraron ( tal vez para siempre ) la falta de apoyo al Instituto Nacional de Antropología e Historia ( INAH ) para rescatar y restaurar más de 5,000 sitios arqueológicos a lo largo y ancho de México que permanecen en espera de ser atendidos y expuestos al saqueo constante de connacionales y extranjeros por falta de una política coherente, constante, suficiente e indispensable que se traduzca en proyectos auto financiables para preservar el patrimonio cultural, meta cultural, terrestre, subterráneo y subacuático que lamentablemente pervive sin protección jurídica ad hoc mediante una ley reglamentaria a las garantías constitucionales de promoción y difusión de la cultura y el arte.

El vértigo del comercio mundial; la globalización y su efecto homogenizado; el crecimiento urbano descontrolado; las pugnas políticas; las restricciones económicas y la desvinculación entre las distintas instancias de gobierno, tienen a México en la antesala de una de las etapas de mayor riesgo para el patrimonio cultural, que se viene a recrudecer con el asunto de Chichén Itzá.

Digo esto, más allá de la simple advertencia , porque este reconocimiento anticipa una situación crítica que podría derivar hacia la destrucción irreversible de bienes patrimoniales.

No me refiero sólo a bienes inmuebles (sitios arqueológicos, monumentos históricos) o acervos documentales, sino también al efecto sobre eso que llaman patrimonio intangible, que no es de ninguna manera ornamental y está constituido por valores centrales activos en la vida política y cotidiana de una comunidad, de una ciudad, de un país.

Para enfrentar este riesgo, es de la mayor importancia la participación del INAH, o la creación de una nueva institución que aglutine o regule las actividades de las ya existentes de manera integral ( Bellas Artes, CNCA, INAH, Fonca, etc) que requiere del respaldo decidido de los tres niveles de gobierno federal, estatal y municipal-, y que éstos a su vez pongan en el centro de sus políticas públicas el patrimonio cultural, el cual puede perfectamente ser factor de desarrollo.

En colaboración anterior, hablamos de la necesidad de que los candidatos involucren a nivel municipal la promoción y difusión cultural como obligación mínima de los ayuntamientos y lo venimos publicando desde hace 15 años, sin que, los que tienen facultades de iniciar leyes hagan algo. Todo lo cual es importante, porque a lo largo del tiempo muchas comunidades han vivido de proyectos generados por el INHA.

EJEMPLOS DE PÉRDIDAS HISTÓRICAS

La primera sucedió a las Leyes de Reforma promulgadas por Benito Juárez en 1862, por medio de las cuales todos los bienes inmuebles en manos de la Iglesia fueron puestos bajo la custodia del Estado. El hecho generó conflictos políticos que derivaron en destrucción de parte importante de ese patrimonio cultural.

La segunda se ubica entre los años 20 y 30 del siglo pasado. Después de la Revolución surge una noción de desarrollo en la que lo viejo y lo nuevo entran en un ámbito polarizado; por razones no sólo funcionales, sino también simbólicas, se piensa que lo nuevo necesariamente tiene que sustituir a lo viejo. Buena parte de los bienes históricos se destruyeron en esa época. De no tomarse las medidas necesarias, mas allá de las simples celebraciones, la etapa que estamos viviendo puede ser aún más destructiva que aquellas dos.

En las actuales circunstancias no nada raro, que esa empresa de espectáculos hagan negocios “ culturales” alrededor de Chichén Itzá para supuestamente salvar ese espacio cultural, como ya sucede en otros espacios similares en el país en donde se generan divisas que no están reguladas y nadie sabe a manos de quienes van a parar.

No hay que olvidar, que hace un buen tiempo, los asentamientos ejidales en donde se encuentra Chichén Itzá, fueron birlados a los campesinos ejidatarios de la región mediante un mañoso contrato de compra-venta, cuando es claro que los ejidos no eran negociables y que las pirámides de la que forman parte Chichén Itzá son patrimonio cultural de la nación. Pese a ello, de manera inexplicable, aún se discute la titularidad de esos terrenos.

Sin duda el patrimonio cultural de la nación puede crear más riqueza que PEMEX y nuestro país vivir holgadamente de una adecuada promoción cultural de su patrimonio con políticas claras previa regulación, pero la fobia de ciertos políticos y legisladores hacia la cultura, los exhibe como verdaderos obstáculos del bienestar y el progreso de México.Chichen-Itza_El_Castillo.jpg38690 manzanero.jpgplacido-domingo-concierto-44.jpg

VERACRUZ FRENTE A JAPÓN


La isla principal en Japón, Honshu, tiene 230.500 Km cuadrados y es tres veces mayor en proporciones territoriales al Estado de Veracruz en México, que tiene 71. 826 kilómetros cuadrados, aunque diferente clima y calidad de tierra y vida de sus habitantes. En Honshu viven aproximadamente 100 millones de personas con alto nivel de vida, es decir, todo México podría vivir en Honshu, en Veracruz mientras tanto, viven un promedio de 8 millones de nativos y un millón ha sido exportado en los últimos 20 años como mano de obra barata a Estados Unidos. Es cierto, nos faltan herramientas para describir los grilletes que portamos, para reconocernos, asumirnos y encontrar la llave liberadora del verdadero potencial de lo que realmente somos como pueblo. De lo que no somos capaces de hacer ni de ser por falta de decisión. Atravesar esa barrera que nos negamos a romper después de quinientos años de aquel choque de culturas.

Desde que alguien inventó que la nuestra es una cultura derrotada, distante, espectral, improductiva, eternamente secundaria en los presupuestos gubernamentales se ha convertido en fallida arma de comunicación y espejo de identificación para ejercer plenamente derechos hereditarios de lo portentoso milenario e inscribirnos de una vez por todas a la cabeza de México y en el concierto global de naciones. Un botón basta de muestra: Veracruz frente al Japón.

Las coincidencias y las diferencias que pueden existir entre Veracruz y el Japón son minucias para fincar en tales elementos el potencial económico y financiero de sus respectivos territorios, a pesar de que ahí podríamos llevar ventaja, porque mientras las islas de Japón son las cimas de una cadena de montañas que en su origen formó parte del continente asiático. Su verdadero territorio, prácticamente es la isla principal, Honshu, con una forma alargada de una anchura máxima de 322km; situación que coloca al punto más alejado a sólo 161km del mar.

Nuestro estado en cambio, retoza a lo largo del Golfo de México, en una franja costera de 745 kilómetros de longitud, conformado por grandes montañas, bosques serranos, bosques mesófilos, selvas tropicales, fértiles llanuras, caudalosos ríos, cascadas, lagunas y costas. Con una superficie de 72,826 kilómetros cuadrados, Veracruz podría formar parte de una potente región económica, por su gran diversidad cultural; colinda con siete estados de la República Mexicana: Tamaulipas al norte; San Luis Potosí, Hidalgo y Puebla al oeste; Chiapas y Oaxaca al sur, y Tabasco al sureste. Comparte la cuenca del Golfo de México con los estados de Tamaulipas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán y con cinco estados de los Estados Unidos de América. Estas economías representan un mercado potencial de 50 millones de personas.

Japón, por su parte, tiene que lidiar con una gran cantidad de accidentes en la costa del Pacífico, es el resultado de la acción erosiva de las mareas y de las fuertes tormentas costeras. La costa occidental de Kyushu, en el mar de la China Oriental, es el sector más irregular de la costa japonesa. Debido a la secuencia alternante de montaña y valle y a que la mayoría del suelo es rocoso, se estima que sólo el 11% del territorio japonés es cultivable, aunque tiene abundantes cursos de agua, no hay grandes ríos navegables. El río más largo de Japón es el Shinano, en Honshu, con 370km. El mayor lago cubre unos 685km2, es el Biwa, en Honshu. Las montañas de Japón son el rasgo más notable de su topografía. El pico más elevado, con 3.776m, es el Fuji Yama, un volcán apagado que se encuentra cerca de Yokohama, de excepcional belleza por ser único en altura y forma. Los volcanes son bastante frecuentes; se conocen unos 200, de los que unos 50 están activos. Casi dos tercios de la superficie total de Japón están cubiertos de bosque, de los que el 40% son de maderas blandas. Aunque Japón ocupa una posición destacada en la producción mundial de madera, el incremento repentino de la demanda interior de madera obliga al país a importar la mayor parte de su consumo. La tala anual de madera fue de 37,6 millones de m3 a principios de la década de 1990.

El ochenta por ciento del territorio veracruzano posee el clima cálido, húmedo y sub húmedo, que se hace más fresco en las planicies y montañas, alcanzando temperaturas bajo cero en las partes altas. Como algo excepcional contamos con un mundo poderoso y fantástico de agua porque el 35% de las aguas superficiales mexicanas atraviesan el territorio veracruzano. Los astronautas nos identifican fácilmente desde sus misiones espaciales cuando circunvalan la Tierra, precisamente por un tupido racimo de serpentinas que cabrillean desde sus 41 ríos que abarcan una longitud de 1,118 kilómetros que integran 14 cuencas hidrológicas entre las que destacan las de los ríos Pánuco, Tuxpan, Cazones, Nautla, Jamapa, Papaloapan y Coatzacoalcos. La presa más importante es la de Chicayán, ubicada en el municipio de Pánuco, en el norte del estado, con una capacidad de 340 millones de metros cúbicos. Las lagunas de la entidad son de una gran belleza y riqueza natural. Entre las más importantes se encuentran: Tamiahua, que es la más importante del estado, con una superficie de 2,112 kilómetros cuadrados; Mandinga, en el centro; y la de Catemaco, de aproximadamente 108 kilómetros cuadrados, en el sur.

Las principales líneas ferroviarias en Japón se nacionalizaron en 1907; A principios de la década de 1990 Japón tenía unos 27.450km de vías, de los que alrededor del 55% estaban electrificados. En 1970 se inició la construcción de una nueva red de ferrocarril de alta velocidad, con una longitud de 7.000km destinada a unir las ciudades principales. Veracruz juega un papel importante en la historia del ferrocarril mexicano desde que el general Anastasio Bustamante en agosto de 1837, como Presidente de la República, otorgó a Francisco de Arrillaga, acaudalado comerciante residente en el puerto de Veracruz, privilegio exclusivo para construir y establecer un camino de hierro desde Veracruz hasta la capital mexicana. Hoy nada queda, porque México desnacionalizó sus redes ferroviarias al inicio del siglo XXI.

Japón tiene 1.120.460km de carreteras, de las que el 67% están asfaltadas. Desde 1990 cuenta con 40 millones vehículos para el turismo y 21,1 millones de vehículos comerciales. Japón es de los principales países del mundo por su flota mercante, con más de 7.400 buques, que en conjunto suponían un total de 24 millones de t de tara. La compañía Japan Air Lines, establecida en 1951, ofrece servicios de Tokio a Europa, Estados Unidos, Canadá, México, Oriente Próximo y los países del Sureste. El estado de Veracruz no cuenta con líneas aéreas locales, únicamente cuenta con un aeropuerto internacional ubicado en la ciudad de Veracruz, y dos aeropuertos para vuelos nacionales, El Tajín ubicado entre Poza Rica y Tuxpan, y Canticas, en Minatitlán. El movimiento local se realiza con el apoyo de alrededor de 15 aeródromos regionales y a nivel nacional, hoy la principal compañía aérea de pasajeros “Mexicana de Aviación” se encuentra en quiebra y no vuela desde hace un año.

Veracruz cuenta con un sistema carretero de poco más de 19 mil kilómetros, que representa el 5.1% del total nacional, de los cuales 5.4 mil kilómetros corresponden a carreteras pavimentadas y 539 kilómetros a la red carretera de altas especificaciones. Dos ejes troncales cruzan el estado de norte a sur: el eje costero, que inicia en Pueblo Viejo y finaliza en Tonalá, y el eje troncal veracruzano, que comunica a la entidad en la parte occidental, desde Pánuco hasta Jesús Carranza. La comunicación interestatal se realiza a través de diez ejes transversales. Los ejes Veracruz-Xalapa-Acatzingo y Veracruz-Córdoba-Maltrata comunican ambos al centro del estado con las ciudades de México y Puebla

Japón en el año de 1990, se publican unos 124 periódicos diarios; su circulación combinada excede los 72 millones de ejemplares. En cambio en Veracruz no rebasan de 10 el número de periódicos importantes en todo el Estado y el tiraje y circulación comprobado de todos ellos no excede los 400 mil ejemplares diarios para una población de alrededor de 8 millones de habitantes. Los diarios japoneses tienen una de las mayores tiradas totales del mundo. Los periódicos con mayor difusión son el Tokyo's Asahi Shimbun y el Yomiuri Shimbun. La infraestructura básica de telecomunicaciones en Veracruz está compuesta por más de 379 mil líneas telefónicas. Todos los centros urbanos del estado cuentan con líneas telefónicas. En el medio rural se da servicio al 57.8% de las localidades y con telefonía rural satelital se atiende al 20.1% de las comunidades. Existen 15 estaciones de televisión y 10 estaciones repetidoras, así como 102 estaciones de radio. Radiotelevisión de Veracruz, empresa gubernamental de reciente creación, amplió sus instalaciones y modernizó su equipo para llevar sus señales a todo el territorio veracruzano. Para principios de 1990, Japón tenía más de 56 millones de teléfonos y se utilizaban alrededor de 97 millones de aparatos de radio y 100 millones de receptores de televisión.

Después de la II Guerra Mundial, los sindicatos japoneses experimentaron un incremento. En 1946, más de 12.000 sindicatos tenían en total 3,7 millones de afiliados. A finales de la década de 1970, el número había aumentado a 70.000. A principios de la década de 1990 tenían una afiliación de 12,5 millones, que suponían alrededor del 29% del total de la población trabajadora. En 1987 las principales federaciones sindicales acordaron unirse como la Federación Nacional de Sindicatos del Sector Privado, conocida como Rengo. Por cuanto hace al turismo, en 1990, más de 4 millones de extranjeros visitaron Japón anualmente, mientras que 12 millones de japoneses viajaron fuera de sus fronteras. Los ingresos turísticos anuales de Japón fueron de 3.400 millones de dólares, mientras que los gastos de los viajantes japoneses superaron los 22.500 millones.

Actualmente operan en nuestro estado ocho puertos, Tuxpan, Veracruz, Coatzacoalcos y Pajaritos, que están registrados como puertos de altura y cabotaje: Tecolutla, Nautla, Alvarado y Tlacotalpan que operan sólo cabotaje y se dedican a actividades pesqueras y turísticas. En 2005, los puertos de Tuxpan, Veracruz y Coatzacoalcos operaron el 28.4% de la carga de cabotaje y de altura del país. El volumen de carga anual se ubicó alrededor de los 15.9 millones de toneladas. Veracruz, es el principal puerto comercial del país, al iniciar el siglo 21 moviliza más de 12.1 millones de toneladas, es decir el 21.6 % del movimiento de carga nacional. El puerto de Coatzacoalcos desempeña un papel estratégico para las industrias petrolera y petroquímica. El puerto de Tuxpan tiene un perfil industrial regional que se consolidará cuando se concluya la carretera de cuatro carriles que es un proyecto que lleva casi una década lo comunica con la ciudad de México.

En las últimas décadas, la economía japonesa se ha expandido rápidamente. La base industrial del país, que antes se basaba en las industrias ligeras, recae ahora en las industrias pesadas, químicas y electrónicas, que juntas constituyen al menos los dos tercios del valor total de las exportaciones anuales. En 1994, el producto interior bruto (PIB) de Japón fue de 4,59 billones de dólares, uno de los mayores del mundo. El presupuesto nacional estimado para 1994 establecía ingresos por 730.143.380.000 dólares y una cifra de gastos similar. Antes y durante la II Guerra Mundial, la economía japonesa era controlada por una docena de familias acaudaladas, denominadas: zaibatsu ('camarillas ricas'). Las más importantes fueron Mitsui, Iwasaki (la compañía Mitsubishi), Sumitomo y Yasuda; controlaron las industrias de carbón, hierro, pulpa y aluminio. En 1945 y 1946, las autoridades aliadas disolvieron estos consorcios industriales, aunque las empresas permanecieron intactas y aumentaron el poder económico al englobar otras actividades, como los transportes por vía marítima, la banca y otras industrias.

La población agraria ha descendido en los últimos años, pero la importancia de la agricultura no ha disminuido. Más del 40% de la tierra cultivada se dedica a la producción de arroz, que, a mediados de la década de 1990, representó aproximadamente un tercio del total de los ingresos producidos por los cultivos agrícolas. El arroz sigue siendo la base de la dieta japonesa. A principios de la década de 1990, la producción anual en toneladas métricas era arroz (10,6 millones), patatas o papas (3,8 millones), remolacha azucarera o betabel (3,7 millones), caña de azúcar (2,2 millones), rábanos (2,5 millones), mandarinas (1,6 millones), coles (1,6 millones), batatas (1,3 millones), coles chinas (1,3 millones), cebollas (1,3 millones) y pepinos (980.000). También se cultivan melones, tomates, manzanas, trigo, habas de soja, té, tabaco y otras frutas y verduras. Debido a la escasez de la tierra cultivable y su consecuente valor, se dedica poco terreno al ganado estabulado. No obstante, a principios de la década de 1990, Japón tenía 11 millones de cabezas de ganado porcino, 5 millones de ganado vacuno y 336 millones de aves de corral. La tierra cultivable está dividida en pequeñas granjas y casi el 70% de estas tierras consisten en granjas de 1ha o menos. Muchos granjeros también trabajan a tiempo parcial en la industria. La tierra se labra intensivamente; casi todas las granjas tienen electricidad y muchas utilizan maquinaria moderna. Los agricultores japoneses obtienen dos o más cosechas en un año; aunque la mayor parte de los suelos están exhaustos, el elevado uso de los fertilizantes químicos, especies mejoradas y avances técnicos han hecho que las granjas japonesas estén entre las más productivas del mundo.


El pescado ocupa el segundo lugar en importancia en la dieta alimenticia japonesa, por lo que la producción pesquera es una de las más importantes, tanto para el mercado interior como para el exterior. La flota pesquera japonesa es una de las mayores del mundo. La pesca se puede dividir en tres categorías principales: costera, de bajura y de altura. La costera se realiza en barcos de tamaño medio y consigue una cantidad sustancial de las capturas totales, pero sólo un 25% del valor de la producción total. La pesca de altura, realizada con grandes buques que faenan en aguas internacionales, consigue una captura similar a la de la pesca costera, mientras que la pesca de bajura, en barcos pequeños, con redes o técnicas poco modernizadas, representa casi la mitad de la producción industrial total. A principios de la década de 1990 la captura anual alcanzó los 10 millones de t, principalmente sardinas, bonito, cangrejos, lucios, gambas, salmón, caballa, calamares, almejas, besugo, vieiras y atún entre otras. Además, Japón está entre los pocos países balleneros que quedan y recogen gran cantidad de algas y otras plantas marinas.

Casi dos tercios de la superficie total de Japón están cubiertos de bosque, de los que el 40% son de maderas blandas. Aunque Japón ocupa una posición destacada en la producción mundial de madera, el incremento repentino de la demanda interior de madera obliga al país a importar la mayor parte de su consumo. La tala anual de madera fue de 37,6 millones de m3 a principios de la década de 1990. El pescado ocupa el segundo lugar en importancia en la dieta alimenticia japonesa, por lo que la producción pesquera es una de las más importantes, tanto para el mercado interior como para el exterior. La flota pesquera japonesa es una de las mayores del mundo. La pesca se puede dividir en tres categorías principales: costera, de bajura y de altura. La costera se realiza en barcos de tamaño medio y consigue una cantidad sustancial de las capturas totales, pero sólo un 25% del valor de la producción total. La pesca de altura, realizada con grandes buques que faenan en aguas internacionales, consigue una captura similar a la de la pesca costera, mientras que la pesca de bajura, en barcos pequeños, con redes o técnicas poco modernizadas, representa casi la mitad de la producción industrial total. A principios de la década de 1990 la captura anual alcanzó los 10 millones de t, principalmente sardinas, bonito, cangrejos, lucios, gambas, salmón, caballa, calamares, almejas, besugo, vieiras y atún entre otras. Además, Japón está entre los pocos países balleneros que quedan y recogen gran cantidad de algas y otras plantas marinas.

Veracruz sobresale por su vocación agrícola, forestal y pesquera, pero también cuenta con estructura industrial que lo coloca como líder nacional en la petroquímica básica, que equivale al 80% del total nacional, y la generación de energía eléctrica. Veracruz ocupa en economía el quinto lugar nacional. En 1998 el Producto Interno Bruto estatal fue de 148.5 mil millones de pesos (16,243 millones de dólares), que representa una aportación del 4.2% al PIB nacional. El PIB de Veracruz es por ejemplo, 2.5 veces más grande que el PIB de Paraguay. El 60.3% del PIB se genera en el sector servicios, le sigue en importancia el sector industrial y manufacturero con el 30.3% y el sector primario que genera el 9.4%. Esta estructura es similar a la de la producción nacional, aunque en Veracruz es mayor la aportación del sector primario. En 1998, la población económicamente activa de la entidad representaba el 40.6% del total de la población con 2.9 millones de personas, de las cuales el 98.1% estaba ocupada. El 35.8% de la población ocupada se encontraba laborando en el sector primario, el 34.2% en el sector secundario, el 24.1% en servicios, 3.2% en comunicaciones y transportes, y 2.6% en gobierno.

Los recursos minerales de Japón son variados pero limitados en cantidad. La caliza es la roca más explotada. También se extraen otros minerales como carbón, cobre, plomo, zinc y otras rocas como la cuarcita, pero en cantidades insuficientes para cubrir la demanda interior. Las industrias japonesas sufrieron graves daños en la II Guerra Mundial. Después, el país acometió una reconstrucción que dio como resultado la completa modernización de las instalaciones industriales, poniendo el énfasis en las industrias químicas y petroquímicas y en la industria de maquinaria pesada. A mediados de la década de 1950, la producción industrial había superado los niveles anteriores a la guerra; el crecimiento industrial alcanzó el 9,4% anual durante el periodo comprendido entre 1965 y 1980 y el 6,7% al año durante el periodo de 1980 a 1988. A mediados de la década de 1990, Japón era el principal país constructor de barcos del mundo y se encontraba entre los productores más destacados del mundo de productos eléctricos y electrónicos, acero y vehículos de motor. La producción de acero crudo en el mismo periodo era de unos 109,7 millones de toneladas; y la producción de hierro en lingotes, de 80 millones de toneladas. La industria nipona también producía 9,8 millones de turismos, 7,6 millones de camiones y grúas, 47,7 millones de relojes, 28,2 millones de vídeos, 14,3 millones de televisores en color, 18 millones de cámaras de 35mm, 6,1 millones de hornos microondas, 5,2 millones de refrigeradores, 4,3 millones de faxes, 2,6 millones de ordenadores, 2,3 millones de copiadoras y otros muchos aparatos eléctricos y electrónicos para el hogar y para el trabajo. Gracias a la fuerza del yen, las compañías japonesas han invertido de forma creciente en plantas industriales fuera de Japón.

La apertura forzada de ese país al comercio occidental en 1853, significó una gran humillación para los japoneses y con objeto de recuperar su prestigio (honor) necesitarían vencer a Occidente en su propio juego. De allí la revolución social y la importancia que le dan al poder económico e industrial lo mismo que al militar es simplemente el espíritu Bushido adaptado a circunstancias modernas. El honor y el respeto propio fueron los motivos primarios, y la riqueza se consideraba en un lugar muy secundario; aunque sin duda, ahora se ha transformado en un símbolo del éxito, lo que se perseguía fundamentalmente era la recuperación del prestigio.

Bushido significa conducta adecuada para el caballero combatiente, para vivir de acuerdo con este código, un Samurai debería ser valeroso, honorable, motivado por un deseo de actuar con rectitud y justicia, debería ser misericordioso, veraz, cortés, leal, poseedor de un gran dominio de sí mismo y capaz del auto sacrificio. El énfasis del Bushido en la virtud militar de la bravura es inevitable y no requiere mayor discusión. No obstante está ligado de modo estrecho con la virtud del honor, que aún es una poderosa fuerza motivadora en el moderno Japón. Con el reciente y fenomenal desarrollo económico del Japón, los occidentales pueden creer que la motivación principal de ese país es el dinero, pero se equivocan.

¿Porqué Japón ocupa ese lugar en el concierto de naciones?
Sólo hay que entender su espíritu samurai.
Desde el siglo XII los nipones tienen claro destino al mirar en el espejo de su cultura y el espíritu samurái, en su ética...en su Bushido. "Quienes se aferran a la vida mueren, quienes desafían a la muerte sobreviven"

viernes, 9 de marzo de 2012

COPROFAGIA!



¿Los humanos comemos caca? Por supuesto que sí. Los seres humanos, habitantes de países pobres, comemos mierda por hambre e ignorancia, sobre todo por una ausencia de políticas públicas efectivas en materia de salubridad pública. La coprofagía es una práctica natural de la mayoría de los habitantes de México y sobre todo, en época de nortes y tolvaneras, de nosotros los porteños.

Durante años en México ha sido la actividad más democrática porque ha estado a la mano de todos por igual sin importar clase o condición social. La mala ubicación del basurero de la ciudad y la falta de drenaje y alcantarillado en más del cincuenta por ciento de las colonias populares que forman un extenso cinturón de miseria y pobreza alrededor del casco de la ciudad, son factores que contribuyen a la cristalización de un sueño aproximado a la libertad, igualdad y fraternidad que hasta ahora no ha logrado sistema político alguno en el mundo: Mierda para todos!

La práctica del fecalismo y los desagües al aire libre, provocan que las heces fecales de animales y humanos en épocas de secas se deshidraten y con el viento se incorporen al medio ambiente, como partículas en el aire, las cuales con las fuerzas de los vientos y nortes se introducen en las bocas inquietas de los parlanchines jarochos.

Según el INEGI, el 45 por ciento de los veracruzanos viven con piso de tierra, el 47 por ciento sin drenaje y el 30 por ciento sin excusado. Mientras un 47 por ciento carece de cocina exclusiva para preparar sus alimentos.




Cierto es, que en las clases altas es menos el acceso a estas peligrosas excentricidades y es en las clases desprotegidas, las que no cuentan con los mínimos servicios, donde esta práctica suicida se ha convertido en un verdadero vicio que las autoridades ignoran por comodidad, negligencia, abulia y desidia.

Esa es la noticia de hoy: No respirar.

Hacerlo de acuerdo con los especialistas, es tan devastador para la salud como improbable la posibilidad de una vida sana, en el futuro cercano. En el escaparate del incierto presente, nuestros gobernantes juegan con la suerte a su favor: la cascada de angustias vigentes sepulta a las previas, y, con eso, la opinión pública se distrae y se ahoga en la caterva de las desazones frescas, delegando la discusión de los ``viejos'' embrollos para otros tiempos. Mientras que la amenaza de la contingencia ambiental renace y hostiga, las discusiones en relación a la violencia, al desempleo, a la falta de agua, y un etcétera insuficiente, quedan relegadas a un segundo plano. La razón de las prioridades es simple: no hay forma de analizar en conjunto todos los avatares.



Si el fecalismo fuera luz no necesitaríamos alumbrado público. Por ello, es malo respirar demasiado durante las tolvaneras. El aire envenenado afecta a niños y viejos, a enfermos y sanos. A todos. Podemos ser benevolentes e incluso aceptar que las oficinas gubernamentales se preocupan por sus ciudadanos, pero no aceptemos que la contingencia democrática ambiental sea culpa exclusiva de nosotros. Sino que, son problemas tan grandes que los ciudadanos debemos interactuar con el gobierno y éste, proporcionar todas la facilidades para que la participación ciudadana.

La premisa inicial es disecar no sólo las heces, sino detectar el origen de la contingencia ambiental. Agravada por un deficiente suministro de agua potable para el cien por ciento de la población y los que lo cuentan es un suministro que proviene de pozos a la descarga a los cuales no se les adiciona suficiente cloro para desinfectar ésta, por la presencia de microorganismos patógenos que son agentes etiológicos de padecimientos gastrointestinales, además de que las zonas rurales, el suministro de agua proviene principalmente de pozos con nula cloración.

En las zonas urbanas por lo general las redes de distribución al operar por muchos años y con nulo mantenimiento presentan fugas, lo que da por resultado contaminación cruzada, proveniente de los colectores de aguas cloacales, ya que en la mayoría de los casos el bombeo de agua no es continuo. Las tuberías muy antiguas adolecen además de estar hechas con material muy contaminante como lo es el plomo, característico por erosionarse con el paso del agua corriente y el tiempo, favoreciendo la aparición de enfermedades como el Alzhaimer a los usuarios expuestos por contaminación de plomo en la sangre.

Ello se debe en parte a que dentro de los diferentes predios, las redes internas de distribución presentan frecuentes fugas, que no son reparadas debido fundamentalmente a que el pago del derecho por uso y consumo de agua es mediante cuota y no por servicio medido, lo que favorece el dispendio por parte de nosotros los usuarios que establecemos la anarquía y a inequidad en el consumo del vital líquido, como lo es sin duda entre un negocio de lavado de automóviles y una casa particular.

La precipitación por lluvia en las zonas urbanas no se colecta para su uso posterior, por lo que su avasallamiento se mezcla con las aguas de albañal. Por su parte las aguas grises que se generan en las vecindades, tienen un destino común con las negras, al no ser aprovechadas y mezclarse con las aguas residuales al salir a los colectores que en última instancia son vertidos directamente a los diferentes ríos y sobre todo al mar en los municipios conurbados de Veracruz y Boca del Río, y los aledaños de Alvarado, Medellín y La Antigua.

Finalmente, por cuanto atañe al presente rubro, los planes de contingencia ambiental no existen en la legislación estatal, hasta ahora los que se han aplicado son sólo en situaciones límite y de emergencia, por lo que no incluyen medidas de prevención.

Lamentablemente ha pasado el tiempo sin que se hubiera aprovechado la oportunidad para la creación de un derecho urbano, que desde hace varios años viene proponiendo @ArtMarius2 para integrar en un solo corpus juris toda la legislación relativa a los municipios y sus habitantes, ahora dispersa, a veces contradictoria entre sí y enfrentada con las constituciones local y federal, entre las que se cuenta el Decreto que crea el Consejo Estatal de Población, la Ley que crea el Organismo Público Descentralizado de Servicios de Salud, la Ley de Asentamientos Humanos, la Ley de Fomento y Protección de Ciudades Industriales Nuevas, la Ley de Protección Civil, la Ley de Salud del Estado de Veracruz, la Ley sobre el Régimen de Propiedad en Condominio, la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, La Ley Orgánica del Municipio Libre, la Ley que crea la Comisión de Desarrollo Urbano.
Como se ve, la mayoría de ellas son comisiones o entidades de intermediación entre el Ejecutivo Estatal y los Ayuntamientos del Estado, que rebosan inconstitucionalidad al ofender el espíritu del Constituyente del 17 quien establecía claramente que no debe existir intermediario ni obstáculo alguno entre el Ejecutivo Estatal y los Ayuntamientos y Municipios.

Prueba de ellos son las anteriormente mencionadas así como La Ley que establece las bases normativas, conforme a las cuales los Ayuntamientos del Estado deberán expedir sus propios Bandos de Policía y Buen Gobierno, Reglamentos, Circulares y Disposiciones Administrativas, Ley Relativa a la Prostitución y de Profilaxis Social , Ley Sobre el Sistema Estatal de Asistencia Social, Reglamento de Mercados para el Estado. Reglamento Interior de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento, Reglamento Interior de Servicios de Salud, la Ley que crea el Organismo Público Descentralizado de Servicios de Salud de Veracruz, Ley de Agua y Saneamiento de Veracruz y la Ley que crea los Organismos Operadores de Agua en el estado ( 35 comisiones Municipales y dos Comisiones Regionales ).

Si aquellos fallaron, no importa, queda en prenda del actual Congreso Estatal, hacer la tarea que le corresponde, para establecer dentro de la norma secundaria al coprófago veracruzano como un ente antisocial, que se debe erradicar con el mismo frenesí y pundonor, con el que se combate a otros agentes contra la salud pública.
Ya existen fórmulas investigadas por reconocidos urbanistas, (especialidad no exclusiva de arquitectos e ingenieros) entre los que podemos mencionar: Las redes de alcantarillado simplificado (RAS) que están formadas por un conjunto de tuberías y accesorios con la finalidad de colectar y transportar los desagües para su disposición. Las RAS difieren de los alcantarillados convencionales en la simplificación y minimización del uso de materiales y en los criterios de construcción.

Las principales diferencias de las RAS con los alcantarillados convencionales son las siguientes: se diseñan a partir de las conexiones domiciliarias , evitando los choques mecánicos, al proyectarlas por zonas verdes o peatonales y evitando zonas vehiculares; dimensionadas de acuerdo al consumo per cápita y a las condiciones socioeconómicas de la población; controlando la sedimentación de las tuberías con el concepto de fuerza de arrastre; utilizando tuberías con uniones elásticas, a fin de disminuir la infiltración de aguas residuales, no aumentando la tubería para permitir la libre circulación de gases, con la finalidad de aceptar un diámetro mínimo de 100 mm. De capacidad.



En el caso de regímenes de condominio, se debe optimizar un sistema de alcantarillado en las propiedades horizontales dentro de una cuadra, proyectándolos por los patios de las viviendas, con el propósito de acortar al máximo la longitud de las redes dentro y fuera de las viviendas. La ventaja principal sería abatir costos de operación de todo el sistema.

De tal forma de que, quienes tienen la facultad de legislar puedan darse a la tarea de crear la figura jurídica de un Zar Anticoprófago. Que no haya un veracruzano que padezca ese vicio insano que extermina. Que esta nota sea sólo un guión para un cineasta de humor negro.