jueves, 9 de septiembre de 2010

CUCHILLO DE PALO O BALA MARCADA

Insisten en fabricante de espejos que debe ser liquidado antes de diciembre. Resulta increíble cuando hay tanto por hacer a favor de la gente desprotegida, se ha dado ésta orden. “Sí, pero debe desaparecer de éste mundo antes de esa fecha en que será garantizada toda impunidad”. Un trabajo relativamente fácil que no dejará ninguna huella y que, como la ola de crímenes que nos ahoga, quedará impune como uno de tantos “pus ya es ora que este opinador de mierda entienda que todo tiene un límite”. Por ahora la vigilancia de ha incrementado. Se ha instalado un rondín descarado que pretende ser discreto. Su casa es vigilada por toda clase de especímenes que confluyen en una paradoja que parecía imposible, tan perversa como ingenua. Unos toman fotos y los presuntos sicarios se dejan venir para conocerlo personalmente. Miden el terreno y observan el barrio. Poco a poco lo han ido cercando. Para ello han comprado con baratijas toda clase de conciencias protegidas en su trabajo criminal, porque “ellos no han sido ubicados ni lo serán”. Fabricante de espejos está rodeado y es reportado por celular cada uno de sus movimientos. Se cocina un cariz que lo ubique fuera de su actividad mediática para que la gente no mire a sus verdaderos y evidentes matarifes: Los autores intelectuales que pretenden escudarse bajo artificial piel de cordero. Vivimos un momento en que todo se puede. ¿Será? De no ocurrir algún cambio de última hora, el exterminador cumplirá su trabajo.

domingo, 5 de septiembre de 2010

TLACOTALPAN, 100 AÑOS BAJO EL AGUA.



(En solidaridad con los veracruzanos de la cuenca y sur de Veracruz.)

Esto no puede ser, desde cualquier punto de vista que se le quiera ver. Desde hace más de cien años este paraíso veracruzano se inunda hasta el cuello con el drama y las tragedias que todos conocemos. En octubre del año dos mil ocho escribí una reflexión que vale la pena reproducir debido a su lamentable vigencia. Sale y vale. Un abrazo solidario para todos.

“VENECIA VERACRUZANA OLVIDADA DE DIOS.
“Luciano Pavarotti, José Carreras, Pedro Vargas, Toña la Negra, Elvira Ríos, Plácido Domingo, Ramón Vargas cantan a Lara, el compositor más internacional de México. También lo hacen Luis Miguel, Vicente Fernández, Eugenia León, Tania Libertad, Alejandro Fernández, entre muchos otros, y sus admiradores de aquí ,allá y de todo el orbe se preguntan ¿cómo es que su tierra Tlacotalpan se encuentra inundada por enésima vez?.
“De ella se cuentan historias tan absurdas como grande fue su hijo predilecto. A continuación una crónica del desastre que en la espiral del tiempo se ha vuelto un diluvio sin fin…
“NO TE MUEVAS TLACOTALPAN,
QUE TE VOY A RETRATAR”.
"Prefiero comerme mis animales a dejar mi casa", dijo el anciano damnificado enjugándose lagrimas de coraje y desesperanza al ver flotando en medio del agua lodosa hasta la cintura, sus gallinas, tres vacas, seis cerdos, la mula y hasta el perro.
" He vivido aquí toda mi vida y no me voy a ir, ya se me murieron la mitad de los animales, y los que me quedan prefiero comérmelos antes de que vengan y se los roben, porque aquí no hay seguridad para nadie, pues no hay vigilancia", sentenció.

Por milésima vez Veracruz está con el agua al cuello. Esta escena dantesca se reproduce en más de 20 municipios afectados, aunque de ellos los que sufren mayores afectaciones son Minatitlán, Tlacotalpan, Isla, Villa Azueta e Hidalgotitlán como consecuencia de que los ríos Papaploapan, Coatzacoalcos, San Juan, Tesechoacán, Uxpanapa y Tonalá, van a subir su nivel si continúan las lluvias con la misma intensidad, situación que se espera para el próximo martes según ha sido confirmado el reporte del estado tiempo y la secretaría de protección civil, la situación amenaza con rebasar toda expectativa.
Según los lugareños para tomar el pulso del Río Papaloapan hay que navegar por en medio de la Laguna la Palangana, sitio exacto en donde confluyen las aguas de todos los ríos del bajo Papaloapan, quizás, porque el hombre que está en la canoa, ha vivido las inundaciones del siglo anterior, a excepción de las de 1901, 1903 y 1912.
--“Eso, porque no había nacido”--. Dice sin dejar de mirar a sus animales muertos. Nació en 1921, año de un desbordamiento poco frecuente del río. Luego en 1924, nuevamente sufrió las consecuencias, y en 1931, justo cuando cumplía 10 años, la inundación fue recurrente, recuerda que cuando aún quedaba agua sobre los terrenos, avanzaba una nueva inundación. También padeció las de 1944 y 1945, sin dejar fuera, la de 1969. Es decir, las inundaciones y Tlacotalpan siempre han dormido en la misma cama y casi siempre la descobijan, porque gobernantes van y gobernantes vienen y nadie le pone remedio a la situación.
Estos recuerdos, dejan de lado muchas pequeñas inundaciones, que han sido relevadas del juicio histórico, pero no del personal, por los daños materiales y agrícolas que conllevan. Los lamentos de sus ancestros lo llevaron de la mano por la tragedia de los años 1840, 1860, 1867 y sobre todo la que las llevó al vértice de la nada en 1888, donde el agua llovió más que nunca desgracias y calamidades.
Los campesinos no araron sus tierras. Los médicos no curaron a ningún enfermo, las gallinas sobrevivientes, no bajaron en un buen tiempo de las ramas de los árboles. Las beatas dejaron de orar en las iglesias, y las autoridades ( igual que cien años después ) se limitaron a organizar brigadas de rescate, circulando en lanchas, entre las calles anegadas por sábanas de agua, que se habían adueñado de las salas, alcobas, cocinas y patios de las hermosas casas coloniales tlacotalpeñas ( hoy Patrimonio Cultural de la Humanidad ) esquivando en su inicuo navegar, animales muertos, y ordenando el rescate de algunos restos humanos.
A pesar de los avances tecnológicos, de los trasplantes de órganos, e incluso de los viajes espaciales, decenas de miles de veracruzanos, permanecen atrapados en las riberas de los ríos, en el lodazal de los montes, en la oscuridad de la selva... En la realidad del olvido.
¿ Y LA COMISIÓN DEL PAPALOAPAN ?
Firmada el 26 de febrero de 1947 y creada por el entonces Presidente de la República Lic. Miguel Alemán Valdés, como herramienta imaginativa de progreso regional, para planear, diseñar y construir las obras requeridas para el desarrollo integral de la Cuenca del Papaloapan, y considerada por los enterados como ejemplo de modelo social. Pese a ello, ha pasado más de medio siglo y la cosa sigue igual. Llega un recomendado, llega otro y así, todo sigue inmóvil, de ahí que la picardía el jarocho cuenqueño haya acuñado la frase “No te muevas Tlacotalpan…”Que hoy es un dicho popular que la gente celebra entre risas, ante la impotencia para protestar y saber que se vive con un potencial económico superior al del Japón milímetro a milímetro y que así final vivimos entre la marginación y la pobreza.
Actualmente, el Puerto Piloto de Alvarado, languidece en el anacronismo absoluto, en quiebra y sin tecnología ya no de punta, sino de ninguna, en Tierra Blanca, no se ha llegado a explotar el petróleo y abundante gas que yace en el subsuelo, la ciudad General Alemán, creada para ser sede de la Comisión del Papaloapan, no es ni la sombra de lo que se pensó llegaría a ser, en el proyecto inicial. El ingenio San Cristóbal, que en tiempos pasados llegó a ser el centro azucarero más grande del país, solo le queda la fama y en esta incertidumbre, son las inundaciones lo único que sigue a la alza.
La gente desesperada se pregunta ¿ En dónde se extravió el proyecto hidráulico del Presidente Carlos Salinas de Gortari, dado a conocer en Tlacotalpan, el 21 de abril de 1992, que llevaría a cabo la Comisión Nacional del Agua, y que según declaraciones del entonces primer mandatario de la nación: Acabaría con la sombría amenaza de periódicas inundaciones, como las que se venían padeciendo y que significaban millonarias pérdidas.?
En varias ocasiones en este espacio hemos propuesto la creación de los bordes de los ríos con mayor afluencia, para evitar de vez en vez hacer la crónica del desastre. En aquel entonces el discurso presidencial prometía sacudir el proyecto inconcluso de alemán: Se realizarían los trabajos de dragado y destronque... De igual manera, se restablecería la interconexión en el sistema estuariano para que una docena de lagunas vuelvan a recibir las aguas de los ríos, lo que ahora no ocurre, porque se han azolvado los canales naturales...La fruticultura, y de manera especial, los cítricos y el mango, anunciaban enorme porvenir, según se publicitó por aquella época, previa a la firma del Tratado de Libre Comercio...Hoy sabemos que todo fue una mentira más.
Hay que recordarle al ex presidente Salinas que estas promesas hechas a mexicanos, tampoco las cumplió, y que si se hubieran realizado, de poco habrían servido, si el modelo hidráulico, no contenía en su proyecto, el freno a la desforestación inclemente, llevada a cabo en las cuencas del río Papaloapan y Blanco, si no contemplaba la comunicación entre el río Papaloapan y el Acula, y sobre todo, si no incluía la construcción de las presas sobre los ríos San Juan y Tesechoacán, porque sin estos tres puntos nunca se hubiera solucionado el problema de los periódicos desbordamientos, ya que el programa de dragado y destronque, tiene que ser continúo, y esto indica una inversión titánica, permanente y transexenal, para que sea efectivo.
Los entendidos, saben que sólo así se mitigará en forma permanente el problema cuenqueño. Siempre se ha trabajado con paliativos paralelos, por ejemplo un tiempo el Instituto Mexicano de tecnología del Agua ( IMTA) presentaba un par de modelos numéricos donde se usan las computadoras para controlar inundaciones, pero, sólo sirven como medidas preventivas para captar el crecimiento del río, cuatro días antes a la inundación. O sea, ver virtualmente al espectro antes de su visita, a través de la cuenca de una computadora. Pero...
La solución de fondo, aún no se vislumbra.
Lo que si ve a lo lejos el anciano cuenqueño damnificado, que sigue remando en su canoa, son las nubes preñadas de agua, las casas de las riberas que encienden sus débiles faroles de la calle y apagan la luz interior. Los observa con resignación estoica. A él la presencia del ánima no lo amilana, casi son amigos después de tantos años de convivencia, tampoco lo alientan las declaraciones gubernamentales, que hablan de prontas soluciones al problema.
El, como todos sus paisanos, sabe que en la cuenca del Papaloapan, se vive como en los años de mil ochocientos, aunque en el resto del estado se hable que vivimos en el siglo 21, y que sus precauciones son las mismas que tomaban sus abuelos en el siglo pasado: construir sus casas tres metros arriba del suelo, tener tapancos donde subir sus muebles, poseer una canoa, como la que lo llevó hoy a navegar, y esperar la aparición nítida, mojada, con olor a muerte, azufre, sufrimiento y llanto del espectro de la cuenca, que puede llegar o no. Pero, siempre amenaza. El anciano se resigna y solo mueve la cabeza…
---“ Que le vamos hacer, vivimos en un paraíso que Dios no quiso y nos dejó a merced de los políticos.”.
SOLIDARIDAD EFECTIVA DE JÓVENES LÍDERES POLÍTICOS.
En esta hora aciaga para los habitantes más desprotegidos de la Cuenca del Papaloapan y el sur del Estado de Veracruz, nada se sabe de los más de 50 alcaldes electos de aquella región y ninguno de los diputados electos de ningún partido político que hagan su presencia en la zonas de desastre, a excepción de los jóvenes Pilar Guillén ex candidata a diputada local por Acayucan y del diputado electo por Boca del Río Fernando Yunes Márquez, quienes desde los primeros días de emergencia se trasladaron a toda esa zona para llevar ayuda a los veracruzanos en desgracia. Este es el momento que la gente espera la acción de sus representantes populares. Esperemos que se depongan los mezquinos intereses partidistas y pronto se sumen los del PRI, PRD, PAN, PT, Convergencia y del Verde Ecologista, porque los efectos del cambio climático llegaron para quedarse.
fabricantedespejos@hotmail.es