viernes, 12 de noviembre de 2010


martes, 9 de noviembre de 2010



COMIDILLA 1. El periodismo es ya el quehacer más democrático de México, así lo avala la cobertura en las calles de Matamoros Tamaulipas del operativo en donde cae abatido Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén alias Tony Tormenta, segundo en el mando del Cártel del Golfo liderado por Eduardo Costilla alias el “Cos”. Ahí puede usted imponerse de los hechos en los momentos en que esto sucede a través del trabajo del ciudadano transeúnte, del peatón circunstancial, del agente policial, del soldado, del marino, con una cámara entre las manos, de las redes sociales que interactúan en el drama más violento de nuestros días y gracias a la tecnología, es capaz de reportear la manufactura con sonidos e imágenes in situ, de la crónica puntual de los hechos. Esto no es de ahora, se ha venido dando desde hace unos años en que la circunstancia y lo caliente de la realidad de nuestro país ha involucrado de manera, en principio involuntaria al ciudadano de la calle para devorarlo hasta matarlo en el oficio más fascinante del mundo.

LA MEJOR MUJER...




Cuando el presidente Calderón condecora al doctor Juan Ramón de la Fuente y ensalza sus méritos cuando fue rector de la UNAM, al haberla rescatado del caos para beneficio de la Nación, hay algo más en ese acto. Hace un año, hubiera sido eso: un reconocimiento. Hoy no. Esto ocurre justo en el tiempo de las definiciones para obtener candidato a la presidencia de la República o gobernador del Estado de México, la coyuntura de arranque para el 2012 y sucede que en Acción Nacional y el PRD todavía no tienen un candidato de fuste que vislumbre una estrategia ganadora sobre el PRI, que será apoyada hasta con los dientes por Enrique Peña para abrir antesala a los Pinos.

Los mismos que suenan para una, no se descartan en la otra contienda. En el caso del doctor De la Fuente parece ser que no desea ser candidato ni a gobernador del Estado de México, ni a la presidencia de la República, si no a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal. No anda mal. Él es gente cercana a Zedillo y tanto el Edomex y la presidencia son proyectos en manos de Salinas de Gortari. Por ahí no tiene chance, la única posibilidad para contender para el Edomex es ir en alianza PAN-PRD, pero esa posibilidad no le atrae, lo que en realidad pretende es sacar al PRD del Distrito Federal, sólo que esa querencia de don Ramón no le interesa mucho al PRI por lo apuntado anteriormente. Luego entonces los mimos y halagos podría ser una serpentina para persuadirlo y atraerlo a integrase de alguna manera a la alianza, bien sea encabezándola o para formar parte del gobierno en el 2012, por aquello de que no llegue a cuajar la lista de los siete que destapó Francisco Ramírez Acuña y que no eran una sorpresa para el presidente Calderón.

Son siete, donde algunos son de relleno para no enflaquecer la caballada ya de por sí magra, austera en donde el preferido parecer ser Ernesto Cordero de Hacienda, de todos modos el “destapador” por excelencia mencionó a siete candidatos a la Presidencia de la República para 2012, a la diputada Josefina Vázquez Mota, el senador Santiago Creel y los secretarios de Hacienda, del Trabajo y de Educación, Ernesto Cordero, Javier Lozano y Alfonso Lujambio, respectivamente, así como los gobernadores de Guanajuato y Jalisco, Juan Manuel Oliva y Emilio González Márquez. En el PRI, Salinas y su cofradía preparan el plan “B” en caso de que por algún imponderable se desbielara el carro completo de Peña, en el que tampoco se considera a una mujer, pese a que tienen ahí a Beatriz Paredes.

En la lista del PAN una sola mujer, la gente se pregunta ¿En México cuándo una mujer será presidente? No obstante que hay mujeres destacadas en la política no llegan ni a la tercera parte ejerciendo el poder de los que por ley les corresponde. La igualdad de género sigue siendo un mito y no se vislumbra que alguien, ni siquiera ellas, intenten revertir la situación. Tal vez se deba a que en la gran mayoría de los casos, han alcanzado la nominación algún puesto gracias al impulso de un padrino político. No estoy asegurando que no existan los méritos para llegar ahí, al contrario, que a pesar de tener suficientes méritos y talento propio, mis congéneres no les hubieran permitido llegar, si no era con su venia.

Botones de muestra sobran, usted puede soltar al azar cualquier nombre de fémina empoderada y detrás habrá un poderoso que la llevó de la mano hasta ahí: Elba Esther Gordillo, Rosario Robles, Ivonne Ortega Pacheco, y hay más. Todas ellas han demostrado que tenían con que para desempeñarse como líderes de masas. Existe también la otra cara de la moneda, cuando hay el intento de que una mujer empoderada manifieste el deseo de ser independiente y al menor intento de crear su propio clan son arrolladas con guante de seda en puño de acero. Me refiero al caso de la gobernadora de Zacatecas Amalia García, que no pudo dejar la silla de palacio de gobierno a quien gozaba de su confianza, de la misma forma que se estila con los gobernadores. Hubo un momento que parecía que se escaparía con la suya pero de inmediato fue parada en seco. No importaba el costo. Había que “educarla y que sepa quien manda”.

Mujeres para gobernar México si hay en sus respectivos partidos políticos: ahora mismo se menciona por el PAN a Josefina Vázquez Mota, a Beatriz Paredes en el PRI, y aunque no es posible por ser la primera dama de un gobierno saliente, Margarita Zavala también reúne cualidades para ser presidenta de México. Ha sido legisladora ante el Congreso de la Unión en la cámara baja, conoce de procesos electorales por ser abogada exitosa en estas materias, ha demostrado sensibilidad política al frente del DIF nacional y conoce muy de cerca la tarea de gobernar el país, ha desempeñado su responsabilidad al lado del presidente con inteligente discreción y una gran categoría, las circunstancias de hoy no son propicias, por eso no se le menciona.

Así el panorama pinta igual que hace 200 años a la fecha, cuando estamos dispuestos a homenajear merecidamente a heroínas como Doña Josefa Ortiz de Domínguez que fue una mujer impar para su tiempo, y se le reconocen sus méritos, pero el tamaño de su rebelión no alcanzó a rebasar a la de sus propios correligionarios, ni antes, ni después ni hoy. Pasado el tiempo se le considera, se le respeta y se le distingue, se lanzan consignas de rebeldía y libertad para ella, vítores y vivas, que VIVA ¡!!!, sí pero ya muerta.Moraleja: La mejor mujer en México, es la muejer muerta y fría.