martes, 24 de noviembre de 2009

EL ABORTO Y HEGEL

¿Qué hay detrás del énfasis a penalizar el aborto en las entidades federativas que han aprobado esas reformas? ¿Existe preocupación de los gobiernos estatales por la vida de un ser humano en gestación? ¿Se trata de proteger la vida de la madre en riesgo que implica los abortos clandestinos? ¿Hay odio inconfesable de ciertos políticos y sus políticas hacia la mujer? Está comprobado que la aversión a las mujeres suele ser sólo un síntoma de un desprecio más general hacia todo lo humano, hacia la humanidad en general. En suma, estamos ante la patología de la discriminación, soberbia soterrada y desprecio hacia los gobernados.

Se trata de restringir las garantías constitucionales no sólo de la mujer, sino del mexicano en general tras la mascarada de desempolvar la punibilidad anticonstitucional del derecho de los mexicanos a decidir el número de hijos que desean tener, para echar abajo las garantías constitucionales a favor de la igualdad entre el hombre y la mujer, la libertad, la vida digna con derecho a vivienda digna, educación, y cultura que consagra en sus artículos 1º y 4º la Carta Magna.

¿Es el resultado de una negociación PRI-PAN? Presuntivamente sí. En donde se intercambiaron prioridades y objetivos que sabían de antemano, que si las planteaban de cara al electorado con mayoría en el Congreso, seguramente las concretarían, con el alto riesgo de encender la inestabilidad del país, ya de por sí, prendida de alfileres según los informes de inteligencia que tiene el gobierno. Así que presuntivamente dijeron, a mi PAN, me interesa esto y aquello, pero mi prioridad es reformar las garantías contenidas en el artículo 1º y 4º de la Carta Magna, si nosotros lo hacemos ahorita desde el Congreso de la Unión arde Troya.

Ante eso, el PRI presuntivamente dijo, bueno a nosotros nos interesa regresar a los Pinos. Si a ustedes les interesa la reforma al 1º y 4 º constitucionales nosotros sabemos como hacerlo, sin que la sangre llegue al río. A cambio, necesitamos manos libres en las elecciones intermedias del 2009, sin que ustedes hagan muecas ni se frunzan, mucho menos intervengan. Hacer lo que ustedes quieren desde el Congreso es un error. Hay que tomar un rodeo, mucha picardía y una pizca de circo, cuando se den cuenta – hacen la roqueseñal- “ya valieron”.

ASÍ FUE…

En los hechos, el PRI ha puesto de cabeza la declaración de principios que emana de la Constitución de 1917, que este 20 de noviembre “celebraron” aventando a la basura lo que en su momento fue el pensamiento político más avanzado de la humanidad hecho pacto social en México, para defender, entre otras garantías sociales, su tesoro más preciado, la familia y la niñez: “Artículo 4o. El varón y la mujer son iguales ante la ley. Esta protegerá la organización y el desarrollo de la familia. TODA PERSONA TIENE DERECHO A DECIDIR DE MANERA LIBRE, RESPONSABLE E INFORMADA SOBRE EL NÚMERO Y EL ESPACIAMIENTO DE SUS HIJOS.

Toda persona tiene derecho a la protección de la salud… Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar. Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa. La Ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo. El Estado otorgará facilidades a los particulares para que coadyuven al cumplimiento de los derechos de la niñez. Toda persona tiene derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia, así como el ejercicio de sus derechos culturales. ... “El Estado proveerá lo necesario para propiciar el respeto a la dignidad de la niñez y el ejercicio pleno de sus derechos.”

A 100 años de distancia de aquella gesta ¿el gobierno “revolucionario” hizo realidad el derecho a una vivienda digna de todos los mexicanos? La inmensa mayoría de los mexicanos vive en casa de madera, lámina y cartón. Las campañas políticas de los partidos en el poder han hecho toda una cultura con la dádiva de repartos de láminas de cartón y despensas como forma de humillación y discriminación a los pobres y hambrientos a cambio de su credencial de elector y el voto comprometido.

¿El estado otorga facilidades a los particulares para que coadyuven al cumplimiento de los derechos de la niñez? Cada vez es mayor el número de niños que trabajan sin recibir salario, únicamente recibe propinas, sin acceso a vivienda, salud, ni educación y aumenta cada vez el sometimiento a cadenas de explotación por grupos y organizaciones criminales.

¿Toda persona tiene derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia, así como el ejercicio de sus derechos culturales? Las instituciones de “cultura” son en los hechos todo lo contrario a lo vertido en la Constitución. Son cotos de poder reservados exclusivamente para “intelectuales” al servicio del poder. Caja chica y agencia de colocaciones al servicio de la estructura electoral para época de elecciones. Los políticos hacen con los intelectuales, lo mismo que con los hambrientos en los cinturones de miseria de las ciudades, a unos les regalan láminas de cartón para sus casas, a otros les arrojan becas y viajes para inflar sus egos. Los derechos culturales de los gobernados están muy distantes de su ejercicio a satisfacción plena.

Apenas en enero del presente año, un presidente de origen afroamericano tomó protesta como presidente del país más poderoso del planeta. Lo que parecía inconcebible 12 meses atrás. Hace unos días en Berlín Alemania, se conmemoró con una gran fiesta nacional la caída del tristemente célebre muro de Berlín en donde se pronunciaron discursos del “nunca más regresar al horror en contra de la libertad, el tesoro más apreciado del ser humano”.

En América del sur se eligen gobiernos con tintes progresistas, ahí en donde las dictaduras latinoamericanas hicieron florecer su negra fama de secuestros, terror y muerte de centenas de miles de hermanos latinoamericanos a los que México les abrió generosamente las puertas a los que lograron huir en aquellos de días de oscuridad y pavor infinitos, para acogerlos como refugiados por todo el tiempo que fuera necesario.

Hoy ese México, al que todos volteaban a ver como el hermano mayor, al líder regional cristalizada en su revolución de 1910, extraña o justificadamente, no reconocemos, o nos resistimos a reconocer el que, los gobiernos “revolucionarios” que siempre había cuidado las formas en el desmantelamiento de los principios de libertad, justicia social y democracia que cinceló el constituyente de 1917, hoy parece no importarle y lo hace en forma abierta sin afectarle en lo más mínimo lo que pueda pensar el electorado.

Para ordenar, lo que parece invertido. Para entender la nueva identidad que ésta tomando el país, es necesario echar mano de la dialéctica hegeliana. ¿Porqué ocuparse de esta forma de pensamiento? Porque con ello Hegel creía haber dado con la ley de la historia universal, en realidad, Hegel lo que hacía era describir con bastante exactitud el proceso de formación de una identidad.

Hegel denominó “dialéctica” a este proceso de aprendizaje. De este modo, el espíritu universal alcanza niveles más elevados cuantas más contradicciones digiere y asimila. La síntesis más elevada de todas las contradicciones, el espíritu más experimentado que las ha asimilado todas. Por ello es importante conocer el principio de la contradicción dialéctica, pues esta ley ha desempeñado un papel fundamental en la modernidad.

A la dialéctica hegeliana se le conoce como un proceso compuesto por tres estadios: tesis, antítesis y síntesis. Pero ¿qué significado tiene esta formula en la vida real? Viene a significar lo siguiente: cada posición ( se trate de una experiencia , de una cosmovisión o de una actitud ante la vida) cristaliza a través de su relación con las fuerzas no integradas que se acumulan en los márgenes, en una palabra: con el excedente de fuerzas que paulatinamente va consolidándose como una posición opuesta. Así, el “Ancien régime” da lugar a la revolución, el clasicismo al romanticismo, la utopía al escepticismo, la Ilustración a la irracionalidad.

He ahí la nueva identidad de México. La antítesis, que acaba prevaleciendo sobre la tesis. En suma, la instalación de un régimen caduco, regresivo, ultra conservador, dará como resultado…La revolución. Lo dice Hegel, no el Fabricante de Espejos. ¿Se confirmará el estigma centenario que pesa sobre México?

LA PREGUNTA DEL DÍA

¿Qué motivó al gobernador Miguel Alemán ordenar la suspensión de operaciones de Interjet en Veracruz? ¿Habrá sido la pésima publicidad y el escarnio que se hizo del Agro centro, conocido popularmente como el “armadillo Blanco”al que se le quiso cargar la pérdida de una inversión séptica? ¿Habrá sido la gota que derramó un vaso rebosante de discrepancias y/ o traiciones políticas? ¿El punto final de una sociedad incómoda? ¿El hartazgo de un neo cacicazgo jarocho? ¿Qué motivó el reclamo público y exigente al gobernador Alemán negándole el título de “político”, para sólo llamarlo “empresario que huye del estado que lo vio nacer” en una carta abierta? ¿Sería un portazo en la cara? Para los observadores, cualquier pábulo que llevó al rompimiento de una alianza o sociedad política – empresarial que nació refractaria, pocos dividendos le harán llegar a quién pretende crear un “ismo” en el estado y en el país. Esto es apenas una escaramuza sorda de la estruendosa batalla que estallará por la presidencia al interior del PRI.