lunes, 18 de mayo de 2009

“No fue una vida fácil, francamente...”, / Mario Benedetti



Desaparece la congruencia hecha persona: Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti, mejor conocido en todo el orbe como: Mario Benedetti, fundamentalemnte poeta y lo demás le viene por añadidura. Sólo para hacer su perfil nos llevaríamos un libro.

Mario Benedetti nació el 14 de septiembre de 1920 en Paso de los Toros, Uruguay. Fue hijo de Brenno Benedetti y Matilde Farrugia, quienes lo bautizaron con cinco nombres, siguiendo sus costumbres italianas.

En 1928 inicia sus estudios primarios en el Colegio Alemán de Montevideo, de donde es retirado en 1933. En consecuencia, ingresa al Liceo Miranda por un año. En 1934 hace ingreso a la Escuela Raumsólica de Logosofía. Sus estudios secundarios los realizó de manera incompleta en 1935, en el Liceo Miranda, para continuar de manera libre, por problemas económicos. Desde los catorce años trabajó en la empresa Will L. Smith, S.A., repuestos para automóviles.

Entre 1938 a 1941 residió casi continuamente en Buenos Aires, Argentina.

En 1945 se integró al equipo de redacción del semanario Marcha, donde permaneció hasta 1974, año en que fue clausurado por el gobierno de Juan María Bordaberry. En 1954 es nombrado director literario de dicho semanario.

El 23 de marzo de 1946 contrae nupcias con Luz López Alegre, su gran amor y compañera de vida. En 1948 dirige la revista literaria Marginalia. Publica el volumen de ensayos Peripecia y novela.

La tregua (1960) y Gracias por el fuego (1965) significaron la incorporación de Benedetti al llamado boom de la novela latinoamericana de la década de 1960, de la cual algunos de sus representantes son Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y Carlos Fuentes.

Su esposa, Luz López, muere en 2006, luego de seis décadas de matrimonio, fue un duro golpe para Benedetti que, según llegó a confesar, lo sobrellevaba escribiendo.

En uno de sus últimos libros, titulado Canciones del que no canta, alude a su historia personal. “No fue una vida fácil, francamente”, dijo Benedetti.

Con sus versos, ensayos y novelas, Mario Benedetti, el escritor uruguayo contemporáneo más leído en todo el mundo, logró unir a varias generaciones detrás de sus ideales de justicia social, su visión del amor y de Uruguay de mediados del siglo XX, y plasmó con palabras el dolor del exilio político.

A proposito de la Muerte, he aquí unos versos sobre Ella..


Juan Gelman -Llegó la muerte con su recordación...-
Llegó la muerte con su recordación...

Llegó la muerte con su recordación
Nosotros vamos a empezar otra vez la lucha
Otra vez vamos a empezar
Otra vez vamos a empezar nosotros
Contra la gran derrota del mundo
Compañeritos que no terminana
O arden en la memoria como fuegos otra vez
Otra vez
Otra vez


Death came with its reminder...

Death came with its reminder
We will once again start the fight
Once again we shall begin
Once again we shall begin
Against the great defeat of the world
Little sisters who do not disappear
Or who burn in the memory like fires once again.
Once again
Once again