sábado, 1 de enero de 2011

2010, ORGÍA DE SANGRE.



Más de 3,000 muertos en el 2010 no han sido suficientes para satisfacer esa morbosa sed por la sangre humana en un escenario en donde todo parece indicar que seguirá incontenible hasta ¿cuándo? Esa pregunta puede ser en apariencia la punta de la madeja de la náusea que se vive en nuestro país en el centro de la atención a nivel global ¿Hasta el 2012?

¿A quien le conviene la violencia organizada en el México hoy? Si es que realmente asistimos a un auténtico caos como la imagen en venta que palidece las listas de difuntos en las guerras de Irak y Afganistán juntas o ¿acaso es una orgía de la violencia dirigida y organizada desde alguna zona del poder?

De verdad existe una vocación de tantos dráculas mexicas prófugos del desempleo intencional en un país con derroche de recursos naturales ad infinitum, hasta convertirse de sicarios en auténticos condes de Transilvania que viajan en su ataúd, no a Londres, con apariencia de autos deportivos Lamborghini Diablo VT con su morrita al lado enfundadas en trajes de leopardo.

Más allá de la anécdota salvaje cabría preguntar quién se beneficia de una vomitada sobre excremento, sin ignorar que el negocio de guanos y la basura reciclada reporta ahítas ganancias de donde salen a relucir tres elementos que están ahí desde tiempos inmemoriales: Dinero, negocios y poder político. Un coctel lejos muy lejos de los “apoyos” y la cultura de la despensa popular.

¿qué pasaría con toda esta narco violencia y el secuestro si estuviera precedida de ideología perfectamente identificable? ¿guerrilla de izquierda? Tal vez, entonces todo el panorama cambiaría radicalmente, las piezas sobre el tablero se moverían de forma distintas, a velocidades distintas y hasta las partidas se jugarían a “4 manos” del lado oficial rompiendo cualquier norma del derecho internacional y nuestra Carta Magna ¿por qué? Es posible que entonces la ayuda del exterior estuviera realmente comprometida con sofocar de raíz esos movimientos violentos porque pondrían en grave riesgo sus intereses económicos y la llamada soberanía nacional y la de nuestros vecinos del norte.

Al no existir ese “peligro”, es posible que la violencia desatada en México tenga otros orígenes, otros objetivos y otras formas de operar, a partir de ahí se puede entrever por que el baño de sangre no ha frenado el lerdo andar de la economía del país desde el punto de vista de los rectores tradicionales, Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y hasta de la OCCDE en voz de su secretario general José Ángel Gurría quien en su última visita oficial a México en el Foro Economía y Desarrollo dijo en tono chispeado: "México no debe desperdiciar esta crisis. Los mexicanos somos muy buenos para crecer en días de crisis. Veo que México se reinventa en año 10. Ocurrió así en 1810. Y en 1910. Ojalá que este 2010 tomemos la ruta del crecimiento sostenido, independiente, verde."

La vida cotidiana se ha visto afectada en pueblos y ciudades fronterizas, llegando al caso extremo como el de ciudad Mier, Tamaulipas donde sus habitantes lo abandonaron por completo para refugiarse en poblaciones vecinas, sin embargo en el resto del país la gente se “acostumbra” a vivir en la inseguridad y mal vive bajo esas circunstancias como si fuera “normal” esta situación.

He ahí que el secuestro y la narco violencia pueden tener un origen “amigo” con los mismos intereses y objetivos que nutren el status quo en donde la venta de armas de alto poder en el vecino país quien no está muy apurado en cortar ese suministro mortífero, productor de enormes ganancias fincadas sobre tres mil cadáveres mexicanos y centroamericanos cuya fetidez concluyen, no ponen en riesgo la soberanía nacional ni de México ni de nuestro principal socio y amigou. En caso contrario, júrelo usted que esa hipotética violencia marcada ideológicamente no tardaría más de 15 meses en ser sofocada.