jueves, 2 de julio de 2009

mariohernandezsolorio/fabricantedespejos: “No fue una vida fácil, francamente...”, / Mario Benedetti

mariohernandezsolorio/fabricantedespejos: “No fue una vida fácil, francamente...”, / Mario Benedetti

mariohernandezsolorio/fabricantedespejos: LINCHAMIENTO EN CONTRA DEL FABRICANTE

mariohernandezsolorio/fabricantedespejos: LINCHAMIENTO EN CONTRA DEL FABRICANTE

ELECCIONES EN MEXICO






HABLEMOS DE ENCUESTADORAS:
Sin duda las empresas encuestadoras están aniquilando el leit motiv de una elección: EL VOTO LIBRE Y SECRETO. El día de hoy, el profesionalismo y las márgenes de error son tan mínimas, que a cuatro días de la elección sabes como van a quedar las votaciones de cada uno de los partidos en la contienda y hasta las variantes que pueden utilizar para integrar mayoría en caso de no hacerlo en forma directa.

También te pueden informar del destino anticipado de los partiditos que casi siempre son consorcios familiares o santuarios de líderes en espera de una gran ola que los catapulte al centro del gran escenario político. En suma las compañías encuestadoras vienen a confirmar el agua tibia: Las elecciones en México son una simple aplicación matemática: Suma, resta, división según convenga al aplicador. Eso lo saben desde quienes crearon estos juegos perversos de poder hasta el más humilde de los mapaches.

El asunto es que tanta maravilla atenta contra el proceso electoral al quedar el ciudadano elector inerme al proporcionar información supuestamente secreta en forma anticipada sobre sus preferencias electorales a cada una de esta empresas encuestadoras, que inmediatamente después de procesarlas son difundidas en forma masiva y es partir de ese momento en que atentan contra la libertad de la emisión del voto, en virtud de que el asalto masivo en los medios de comunicación con la difusión de estos datos, llegan a influir en la voluntad de los llamados electores indecisos que en México son las 3/4 del padrón electoral y es ahí cuando la libertad y la secrecía del voto se pierden en forma absoluta.

Esta vez, o sea el próximo 5 de Julio, el Instituto Federal Electoral ( ¿en forma selectiva, ahora no y antes si? ) no dará ningún informe hasta que tenga más del 50% de la votación contabilizada y mientras tanto, los electores seguirán recibiendo el bombardeo de las encuestadoras de modo tal que cuando reciba los informes oficiales del IFE, usted amable elector no tendrá ningún interés en saber algo que ya le fue repetido hasta la saciedad por las famosas empresas encuestadoras.



El asunto se pone interesante, porque a alguien se le ocurrió que estas empresas encuestadoras, Consulta-Mitofsky, Parametría, Buendía y Laredo, Berumen y Asociados, Demotecnia y BGC, etc, etc, que dicho sea de paso, ganan un dineral haciendo encuestas, en el 95 % de los casos son pagadas con dinero del erario público, deben ser reguladas y por supuesto pagar impuestos.

Cuando llegamos a esta parte, nadie se acuerda de la parte esencial de las elecciones ni de las propuestas de cada uno de los candidatos, ni de cual es su tarea primordial, todos están inmersos en una carrera de poder ¿Quién ganará? Como si estuviera apostando en una carrera de caballos o de galgos en las Vegas. Finalmente lo que importa es la adrenalina del ganador de él, de ellos, de los candidatos y de los partidos sin percibir realmente que usted, quién generó toda esa energía con la emisión de su voto, se auto condene para siempre a ser un simple espectador de la vida política del país.