domingo, 23 de agosto de 2009

¿ Y XALAPA, LA BELLA? ¿ON TAS?



¿ Y XALAPA, LA BELLA? ¿ON TAS?

Algunos piensan que es saludable no hacer leña del puente caído ( por aquello de no hacer muìnas en ayunas ) y otros, al contrario. Se oyen, entre tanto, preguntas inteligentes, pero sobre todo aquellas que se cuestionan en donde quedó la bella Xalapa. Qué hicimos de ella, cuando generaciones anteriores la entregaron brumosa, enigmática, cubierta de flores en el pelo y perlas de lluvia en su rostro.
Sin duda, era una ciudad para ser caminada, paseada y chuleada. Si, aquella ciudad quebrada y sinuosa como caderas de mujer sensual en la que el caminante podía hacer camino al andar y perderse en toda ella hasta el amanecer, sin importar incluso, que ya tenía los poderes encima y ella, ni en cuenta. Xalapa siempre fue sufrida y aguantadora.

Hoy al paso de los años casi nadie la reconoce. Quienes en el pasado, la caminaron desde la nuca hasta el huesito del pie, por estos días la encuentran mancillada y sucia con tanto agujero.

Si, a ella se le ve extraña, cambiada, infeliz. En medio de tanto embotellamiento se pone loca y hasta habla sola en las horas pico. Le hace y le hacen y nada la satisface. Así vestida a la moderna, con tantos afeites ella no es ella, con tantos añadidos y postizos parece una de tantas. Quienes la conocieron autentica, sienten ñañaras el solo pensar encontrarse con ella dispuesta a todo. Verla desnuda en tono romántico y que de pronto sin decir agua va, se quitara un ojo, una pierna, se le ponchara un seno o en el colmo de las decepciones, que en apasionado beso…Le explotara un puente!!!