jueves, 26 de julio de 2012

lunes, 23 de julio de 2012

LAS ARMAS Y LA POLÍTICA


 

      
La patada de la Taurus 38 hace que la sangre que brota del corazón forme un chisguete impresionante, se acumule en la cavidad toráxica de Luis Miguel Moreno aquel Secretario de Transporte y Vialidad, hombre decidido y duro, según palabras de Oscar Villareal. Aún así, agonizando conserva la lucidez y la fuerza para disparar nuevamente el arma que pese el impacto conserva en la mano para causarse una segunda herida que va a matarle no sólo el cerebro, sino todo el organismo. Optimista hasta el final, Luis Miguel  logró su objetivo: Detener hasta ahí toda investigación sobre Ruta 100. 

Las armas tiene un capitulo especial en la historia política de México, a veces con una sola, se ha cambiado el rumbo del país, como ocurrió con la que cegó la vida de Álvaro Obregón que se aprestaba a reelegirse, o la destartalada “Thompson” que, aunque reconstruida, terminó con los días de José Francisco Ruiz Masieu cuando el futuro político parecía mas promisorio para él.

La vieja brasileira ( no la mujer, sino la pistola)  al igual que la  “AK-47” que masacró a mansalva al Cardenal Posadas Ocampo, se hicieron muy populares en México, sobre todo en el crimen organizado, han hecho de esta última arma, ( AK- 47) una leyenda negra que no cumplió cabalmente los deseos de su creador el sargento del ejército soviético Michael T. Kalashnikov,  cuando, inmovilizado en una cama de hospital a causa de sus heridas en el torso y en el hombro, se propuso y logró inventar un arma vigorosa, que uniera la elevada cadencia de tiro de una pistola ametralladora a la precisión de un fusil. Kalashnikov  soñaba  con un material que pudiera producirse en serie, a fin de evitar a sus compatriotas los sufrimientos que él había soportado al defender a su país sin grandes medios. Seis años más tarde nacía la espectacular AK-47, ligera, aerodinámica y simple, compuesta de 16 elementos que hasta un nene podría montar. La Kalashnikov inspiró a su homólogas como el “Galil” israelí muy popular en Colombia, o el “M-16” occidental: la familia cuenta hoy día 80 millones de unidades, que en su mayoría se mantienen activas.   

A eso, nada mas faltaría agregar los “grupos de Interés”, como la Asociación Nacional del Rifle norteamericano, conservadores muy peligrosos, que tan solo en los Estado Unidos es un grupo fuertísimo, capaz de encumbrar y doblegar presidentes de aquella nación. Hace algunos años, James Earl Ray, miembro de esta asociación conocido como la mano ejecutora del reverendo Martín Luther King, fue procesado y condenado a cadena perpetua por este magnicidio, cuando en realidad, él únicamente se había concretado a comprar el arma homicida. Mucho tiempo después, el hijo de un pastor estadunidense  ya fallecido, declaró a los medios masivos de información, que su padre era el verdadero homicida del reverendo Martín Luther King, cuando siendo miembro de la secta de los Ku Kux Klan, pensó que el señor King era “comunista”, creencia suficiente para ultimarlo, pero él, ya no podía mas con ese “secreto” que le perforaba la conciencia y aunque tarde había decidió hablar.

¿Cómo queda el sistema de justicia norteamericana ante las acciones de la masacre en un teatro de Colorado? ¿Cómo queda el sistema expedito para la venta de armas al público en los Estados Unidos? Con la llegada de George Walker Bush a la presidencia de los Estados Unidos, la NRA cobró un boom inusitado,  pues apenas en el año de 1999 recaudó 25 millones de dólares y que cuatro años antes había perdido cerca de medio millón de afiliados. Muchísimos de sus nuevos socios consideran que gran parte de este renovado poderío, se debe también al liderazgo en vida el entonces actor de Hollywood, Charlton Heston.

El gobierno de los Estados Unidos considera que todo el control de las armas de fuego es imposible dado el peso político de la National Rifle Association (NRA). Esta organización, debidamente acreditada ante Naciones Unidas, defiende a ultranza el derecho a portar armas de los particulares. Durante el gobierno de Bill Clinton, la representación mexicana ante la ONU, denunciaron que, a su juicio, es imposible impedir que la droga ascienda desde el Cono Sur hacia el E. U,  mientras las armas procedentes de Estados Unidos pertrechen al narcotráfico.  

Las armas llegan a México, cuando los líderes del mundo con mas peso y prestigio, aún los que optaron por el camino de la violencia, están diciendo “ Adiós a las Armas”. El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas elaboró un protocolo sobre las armas de fuego,  para insertarse en la Convención Internacional contra el Crimen Organizado, y obtuvo el apoyo oficial del  grupo de ocho países industrializados en abril de 1998.  Para algunos expertos, el hecho de romper la tradición de “ver” a las armas como simples mercancías, es un avance. Más si se concluye, que el negocio de las armas entre particulares es ilicito, estaremos dando, el primer paso hacía adelante. Pero el gobierno de los  Estados Unidos, por razones de política interior, y por la presión de “los grupos de interés” han bloqueado sistemáticamente toda iniciativa encaminada a limitar la producción y la venta de armas individuales.                  

El ciudadano de hoy, tiene la certeza, que este negocio de las armas, es absolutamente inútil, porque las armas no son una garantía de la seguridad pública de las ciudades. Olvidamos con frecuencia que la guerra se modificó históricamente con Hiroshima y Nagasaki, que los atentados a las Torres Gemelas dejaron atrás los parámetros de la guerra nuclear. La guerra hoy por hoy  está  basadas en una  logística de la percepción  y desde luego en una transferencia de tecnología óptica.   

Las torres gemelas bajo ataque, están inscritas en una guerra no tradicional, en donde las armas letales no consisten propiamente en municiones, metralletas, pistolas, bombarderos, aviones caza supersónicos o submarinos nucleares, cañones, o sofisticados e “inteligentes” mísiles, cuya producción, financiamiento y mantenimiento cuesta centenas de millones de dólares.  No, ésta nueva guerra eficazmente mortífera, aunque nadie lo crea, cuesta mucho, muy poco. Resulta relativamente barata.

Los nuevos factores de éxito que logran son: Las imágenes, el espacio aéreo y un espacio mediático amplio, nutrido y  constante. Para doblar a Nueva York bastaron “un cutter” ( exacto) y dos aviones boing 747. Contra eso, no hay defensa.