sábado, 29 de diciembre de 2012


 CONCESIÓN EN API VERACRUZ, PODRÍA REVOCARSE 

            ( PUBLICADA EN 2002 SIGUE PARCIALMENTE VIGENTE)
           Transfirió parcialmente sus derechos al contratar con Vopak Terminals México


Permanencia reiterada de askareles, incumplimiento de dragado y promoción de museos, alteran la naturaleza de la obras y bienes concesionados e incumplen protección en materia ecológica, causas principales.


 MARIO HERNÁNDEZ SOLORIO




El ingreso subrepticio de askareles al recinto portuario y su permanencia reiterada en patios y bodegas del recinto portuario, ahora en ICAVE; El incumplimiento de los compromisos de dragado, la cesión parcial de derechos en la contratación de prestación de servicios a compañías extranjeras como Vopack  y la promoción de museos, modifican o  alteran la naturaleza de la obras y bienes concesionados a la API Veracruz, echando por la borda los  compromisos contraídos por la concesión,  en materia de  protección ecológica. 

Raúl Rodríguez Canovas director general de la API Veracruz, declaró a éste reportero que todavía existen askareles en el puerto y que estos “ todavía no acaban de salir, están en el recinto de ICAVE ”. En ello coincidió plenamente con Antonio Burgueño Guardado, titular de Capitanía del Puerto: “ Salieron tres contenedores de 40 pies, eran de Petróleos Mexicanos, los otros seis todavía siguen en el puerto, según yo en la planta de ICAVE.”

Ambos personajes del puerto, difieren sustancialmente en los compromisos de dragado que la API aceptó desde que le otorgaron la concesión, por ejemplo las tablaestacas de los muelles fueron construidos originalmente para servir durante 50 años, en la actualidad después de 100 años, éstos continúa ahí: “ Los muelles que tienen tablaestacado son los muelles viejos, precisa el capitán de altura Burgueño Guardado, te puedo decir que es el muelle uno, 2,4 y 6, estos muelles, no han sufrido alteraciones, ahorita con este tipo de dragado, no se han dragado, se lo digo para que usted tenga conocimiento, lo que se ha hecho aquí, es darle mantenimiento a los muelles, o sea, puedo decirle que el muelle dos norte tiene un calado para que lleguen barcos  de 31 pies, de un año para acá, se ha notado que ya los barcos pues a la hora de atracar, están rozando el fondo, ¿qué es lo que hicimos nosotros ?  Aumentar un poco de restricciones, que estos barcos entraran con marea alta y se le solicitó a la API que era urgente porque ese es el trabajo de la administración aparte de dar servicio al puerto, a parte de las áreas de agua, se le solicitó que tenía, que dragar ellos, tenían que darle mantenimiento de dragado a los muelles, entonces lo que hicieron fueron hace un par de meses hicieron la licitación, vino la draga, empezó a dragar pero nada mas, para darle mantenimiento, no pasarse de ese nivel, para que los barcos”

Alguno de los dos miente, o los dos juntos, porque cuando el reportero quiso conocer en detalle los compromisos asumida por al API en el último dragado, Rodríguez Canovas dijo.” El último dragado se hizo en el año 2001, el año pasado y bueno se logró, fue un dragado de construcción, llegamos a quedar a 42 pies como al calado oficial”

La contradicciones en que incurren los personajes mas importantes en la operación y administración del recinto portuario, mas que mentiras, desnudan el incumplimiento con las obligaciones señaladas en el título de concesión en materia de protección ecológica, por además incumplen de manera reiterada, con esta norma de protección al entorno ambiental al permitir de forma constante en invariable la presencia de askareles en el recinto portuario, ahora como ellos mismos los admiten en los patios de la terminal de ICAVE, alterando con ello, sustancialmente la naturaleza o condiciones de las obras o servicios sin autorización de la secretaría.

Algo similar sucede con la transformación del antiguo edificio de nombramiento para convertirlo en museo, “ de hecho restauramos este edificio de antiguo nombramiento, que era un antiguo hospital y eso costó mucho dinero, se rescató para servicio de la comunidad, es parte de los bienes concesionados y está dentro del recinto portuario” afirmó con seguridad, Rodríguez Canovas, invadiendo con esa determinación, otras esferas de Gobierno, como lo son de la Secretaría de Educación Pública y las reservadas exclusivamente al  Congreso de la Unión,  sin estar facultado para ello.

La construcción, financiamiento, promoción y difusión de museos y obras artísticas, altera sustancialmente la naturaleza y condiciones de las obras o servicios sin la autorización de la secretaría, son causas fundadas y suficientes para revocar la concesión de la API o de los permisos otorgados por ésta a los prestadores de servicios, por el quebrantamiento  de las fracciones I, X, XIII y XIV del artículo 33 de la Ley de Puertos.              

Cuando se le pregunta a Raúl Rodríguez Canovas si entre los interesados en prestar servicios dentro del recinto portuario concesionado había empresas de origen extranjero, se llegó a la conclusión de que alguien miente o se desconocen las funciones y objetivos de la concesión otorgada a la API Veracruz, porque en la entrevista con el titular de Capitanía de Puerto Antonio Burgueño Guardado y el director general de la Administración Portuaria Integral, concedidas a éste reportero por separado, quedaron al descubierto una serie de irregularidades que ponen en grave riesgo la concesión otorgada a la API Veracruz.

Si consideramos que el título que ampara la concesión desde el 21 de enero de 1994, le hace saber a los concesionarios de la API, que ésta tiene una vigencia de 50 años y para que subsista su objeto y sus alcances deben observarse y cumplirse las 45 condiciones o compromisos que la integran. O de lo contrario, podrían incurrir en cualquiera de las causas de revocación previstas en la trigésima octava condición aceptada.

Entre los objetos de la concesión, además del uso, aprovechamiento y explotación de los bienes, obras e instalaciones del gobierno federal dentro del recinto portuario, está el cabal  cumplimiento de la Ley de Puertos. Esta dispone, que sólo se otorgarán esa concesiones a sociedades mercantiles mexicanas, las demás concesiones y permisos que deriven de aquella, también “ se otorgarán a ciudadano y a personas morales mexicanas” y que “ en ningún caso se podrá ceder , hipotecar o en manera alguna gravar o transferir la concesión o permiso, los derechos en ellos conferidos a ningún gobierno o estado extranjero, ni admitir a éstos( extranjeros) como socios de la empresa titular de dichas concesiones o permisos.” ( Arts 20,21,31 Opus Cit)

Durante la entrevista sostenida con el director general, Raúl Rodríguez Canovas, este aceptó que entre los que construyen y operan terminales  dentro del área concesionada  a la API, está la empresa Transportación Marítima Mexicana (TMM) “ ...sigue como TMM, Puertos y Terminales, ahora se llama así y es la misma empresa que la ha tenido desde la requisa inicial..” Aseguró a éste reportero y cuando se le precisó que   Royal Vopak adquiere el 51% de las acciones que TMM tenía en Van Ommeren-TMM Terminals, acuerdo que Royal Vopak  y Transportación Marítima Mexicana anuncian por  la Internet.

 ¿ Tiene usted conocimiento de esto?  Se le inquirió a Raúl Rodríguez Canovas a lo que él un tanto sorprendido contestó: “ No. Oficialmente no y para que esa operaciones pueda concretar en lo que concierne a la concesión, a la cesión, hacia el derecho que tienen aquí en el puerto, este tiene que estar avalado de alguna manera por la Comisión Federal de Competencia, por la Dirección Nacional de Puertos y por la API”.

Esto significa que Vopak tampoco tenía en su poder resolución favorable de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras que evidenciara el cumplimiento de la Ley de la materia, era obvio que el director de la API,  también ignoraba que desde diciembre de 1999 Royal Vopak (resultado de la fusión de Van Ommeren y Pakhoed) y Transportación Marítima Mexicana anunciaron la firma de un acuerdo mediante el cual, con esa operación su razón social cambió a partir de abril del 2000 a Vopak Terminals México SA e CV para integrarse a la red mundial de más de 70 terminales.

Prácticamente, al comprar Vopak las acciones de TMM en la  adquirió el control total de las 4 terminales que tiene en México, integrándolas a su red mundial de más de 70  terminales, para brindar servicio de 23 millones de metros cúbicos de Royal Vopak en la industria química internacional, estaba incumpliendo el objeto y las condiciones de la concesión, porque en la especie está cediendo o transfiriendo la concesión, permisos o derechos en ellos conferidos, no sólo sin permiso de la secretaría, además, estaba admitiendo como socios a empresas extranjeras de la API Veracruz, porque con tal acción viola flagrantemente el artículo 33  en sus fracciones I, VII y VII de la Ley de Puertos, que constituyen algunas de las causas, por las que pueden ser revocadas la concesión como APIS Veracruz.


           














}